Cuando la policía fue llamada para arrestar a Michael A. Jones, de 44 años, por disparar a su esposa Heather Jones, de 29, no esperaban descubrir una casa de horrores.

En 2015, poco después de que Jones fue arrestado, la policía fue informada de que él y su esposa eran el padre y la madrastra de un niño de 7 años de edad llamado Adrian, que estaba desaparecido.

Luego descubrieron restos humanos en la propiedad.

Como consecuencia, el 8 de mayo de 2017 Jones fue sentenciado a cadena perpetua por matar a su hijo, según informó AP.

“No mereces una segunda oportunidad”, dijo Keiona Doctor, la hermana del difunto chico de 21 años, a Jones. “No mereces la luz del sol como hombre libre”.

[Voló en secreto con su vestido de novia para ver a su abuela de 102 años que no podía estar en la boda]

Imagen: Oficina del Sheriff del Condado de Wyandotte

Imagen: Departamento Correccional de Kansas

Pero ahí no es donde termina esta horrible historia.

La casa de la familia estaba increíblemente sucia, a pesar de que allí vivían con seis hijas y su difunto hijo.

Imagen: Fox4KC.com

Las jeringas y los videos pornográficos fueron solo algunos de los artículos que se encontraron en la escena, junto con veneno para ratas, jaulas llenas de ratas y varios ratones muertos.

La basura y la comida podrida llenaban el suelo.

También había agujeros de bala en las paredes, y un cuarto de baño estaba totalmente destruido.

Imagen: Fox4KC.com

No hace falta aclarar que la propietaria estaba más que sorprendida al enterarse del estado en que se encontraba la casa que había alquilado a los Jones.

Creó una campaña GoFundMe para recaudar dinero para reparaciones, ella y su marido habían puesto sus ahorros de toda la vida en esa casa y la habían alquilado, ya que los Jones parecían una buena familia.

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias