El pasado martes perdió la vida Arturo, de ocho años, cuando fue atropellado por un camión de volteo en Mazatlán, México y sus padres no cuentan con los recursos para su sepultura.

La familia también ha mostrado su indignación ya que 36 horas después de haber arrollado a su hijo, el conductor del camión será puesto en libertad.

Haz click aquí para seguir leyendo el artículo completo en El Imparcial

Categorías: Últimas noticias