Un leopardo atacó a un niño de dos años en un parque de safaris en Tailandia después de que su abuelo abriera por error la puerta de su corral, informó el medio local Khaosod.

El niño, llamado Orr Burns, y su familia, estaban visitando el parque en Koh Samui, Tailandia, donde pasaron algún tiempo con los elefantes antes de dirigirse al recinto del gran felino para tomar algunas fotos con el leopardo.

videoinfo__video2.bles.com||df2e4fe31__

Creyendo erróneamente que el leopardo era dócil, el abuelo del niño abrió la puerta.

[Confirman la muerte de la madre que había perdido a sus cuatro hijos en un incendio]

Al abrirse la puerta, el felino de seis años, llamado Tony, rápidamente se abalanzó sobre el niño.

El joven sufrió una fractura de pómulo y otras heridas.

Su padre, Rafi, dijo que el leopardo inmovilizó a su hijo en el suelo mientras los transeúntes trataban frenéticamente de detener el ataque, algunos incluso pateaban al animal en la cabeza.

Rafi explicó: “Se supone que el leopardo es somnoliento, peludo y no agresivo. Debería haber una persona junto a la jaula del animal. No había ninguna ambulancia y no sabían cómo evacuarlo”. 

[Muere un perro policía en el interior de un coche patrulla a causa de un golpe de calor cuando estaba fuera de servicio]

“Nos sentíamos indefensos. Corrí a los coches y pedí que lo llevaran al hospital. Todos estaban asustados y no nos querían llevar. No creímos que un desastre así ocurriría”. 

El tío del niño, Rafe Benvenisti, dijo que la familia había ido de viaje para montar elefantes, y al final de la excursión un guía los envió al recinto con el leopardo para que pudieran tomar algunas fotos.

Contó: “Esperamos en la puerta y estaba cerrada con un gancho. Nadie sabía lo que había detrás, así que uno de los hombres la abrió, y el tigre corrió hacia la puerta y escapó. Hubo gritos. Saltó sobre la madre de Orr, pasó por debajo de sus pies y luego saltó sobre el niño”.

“El leopardo se quedó mirándolo a la cara durante cuatro o cinco segundos. No soltó a Orr hasta que uno de los locales le dio una patada en la cabeza. Todos estaban conmocionados. Estábamos buscando a alguien que nos llevara a un hospital. Empezamos a gritar hasta que alguien nos llevó”.

También dijo que el pobre niño se quedó gritando después del ataque, y que fue llevado al hospital donde se descubrió que tenía una fractura en el pómulo.

Rafe continuó: “Se supone que el leopardo está drogado y somnoliento. Se supone que la gente debe entrar allí solo después de que el animal está alimentado y dormido. Pero ese no fue el caso. Todos los que han visitado Tailandia tienen fotos con este leopardo”.

Naphat Pleumsut, un trabajador del parque, dijo que el zoológico pagaría los gastos médicos del niño.

Declaró: “Los parientes del niño abrieron la puerta por error y no pudieron cerrarla a tiempo. Entonces el leopardo escapó”.

“El personal respondió rápidamente y llevó al felino de vuelta a la jaula en menos de diez segundos”.

“Las autoridades del parque de safaris llevaron al niño herido al Hospital Samui de Bangkok. Tenía una herida en la cara y un pómulo roto. El zoológico se hará cargo de todo, incluyendo los gastos de alojamiento y los gastos médicos”. 

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias