Una niña de ocho años sorprendió a sus maestros al llegar a la escuela con chupetones usando maquillaje y tacones altos.

En una consulta, la pequeña habló sobre cómo su padre permitió que pedófilos la abusaran a cambio de dinero en efectivo para él consumir drogas.

En mayo de 2018, el padre de la niña, James Stewart, de 43 años, y Teri Sánchez, la madre, fueron arrestados y acusados de delitos que incluyen la promoción de la prostitución, el abuso infantil, el contacto sexual criminal de una menor y la trata de personas, informpo el medio local Kob4. El padre de la niña negó todos los cargos presentados contra él. 

[Mató a sus cuatro hijos y luego intentó suicidarse lanzándose desde un puente en Bolivia]

La niña de ocho años había acudido a su escuela en Albuquerque, Nuevo México, Estados Unidos, vestida con ropa sucia y ropa interior manchada de sangre debido al abuso de los pedófilos. Múltiples testigos confirmaron en la corte que la niña había venido a la escuela con heridas visibles en su cuerpo.

Muchos de sus maestros estaban preocupados y le ofrecieron dinero, pero ella continuó yendo a la escuela con ropa sucia y tenía muy poca higiene.

El personal de la escuela primaria Lew Wallace dijo que ella vino a la escuela con ropa sucia incluso después de proporcionarle un par de ropa nueva.

Después de que llegó a la escuela con chupetones, una enfermera de la escuela primaria alertó a las autoridades policiales de que la niña podría haber sido objeto de prostitución. 

[Una adolescente que atropelló y mató a 3 peatones, incluido un bebé de 3 meses, no cumplirá tiempo tras las rejas]

James Stewart negó en la corte que había prostituido a su hija con abusadores de menores y había mantenido la inocencia en la corte.

El fiscal alegó que James Stewart había obligado a su hija a ser agredida sexualmente para poder comprar drogas con el dinero que le pagaron.

Según un informe de KRQE, Collin Brennan, el fiscal general adjunto y el fiscal del caso hablaron sobre el abuso sufrido por la niña.

“Habrá testimonios de testigos que presenciaron chupetones en la niña. Hablamos de casos en los que ella realmente se presentó a la escuela con tacones y maquillaje. Estos maestros y administradores, trataron de ayudarla incluso con su propio dinero y aún así, ella regresó al día siguiente con mala higiene y ropa inadecuada”, comentó Collin Brennan.

“La evidencia demostrará que no solo él permitió que se presentara a la escuela sucia y sin alimentar, sino que también le enseñó cómo robar y también cómo la usó de manera sexual para recibir narcóticos”. Un documento presentado en la corte alegaba que Stewart usó “las ganancias para apoyar su hábito de narcóticos”.

Stephanie Gulley, la abogada de Stewart, intentó defender a su cliente alegando que las tres muestras de ADN recuperadas de la ropa interior de la niña eran demasiado pequeñas. Los agentes encontraron la ropa interior de la niña en el depósito de Stewart.

Gulley también afirmó que no había evidencia física de Stewart de haber forzado a la niña a ser abusada por otros por dinero en efectivo. “Damas y caballeros, mi cliente no es culpable de ninguno de estos cargos y el estado no tendrá ninguna evidencia para ustedes”, dijo Stefanie Gulley en su declaración de apertura, según el medio local Albuquerque Journal

Stephanie Gulley argumentó que la niña no era víctima y afirmó que su cliente no la maquillaba ni la obligaba a usar tacones. 

Al contrario de lo que afirma la abogada de Stewart, la niña reveló a sus entrevistadores forenses que su padre había permitido que sus amigos la abusaran para comprar “marihuana, pipas y otras cosas”.

Según los informes, ella declaró: “Sigo diciendo que no quiero, pero él… me obliga a hacerlo”.

El juicio continuará y se espera que la víctima de 8 años comparezca ante el tribunal para declarar contra su padre.

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias