Una niña de nueve años de edad de Detroit, EE.UU., estaba montando su bicicleta en un callejón cerca de su casa en el lunes cuando fue atacada y asesinada por los tres Pit Bulls de un vecino. 

La portavoz del Departamento de Policía de Detroit, la sargento Nicole Kirkwood, dijo que algunas personas intentaron detener el ataque sin éxito. 

Emma Hernández fue llevada al Hospital de Niños de Michigan, donde fue declarada muerta el lunes por la tarde.

[Un perro murió 15 minutos después de que su dueño perdió la batalla contra el cáncer]

La policía describió a los perros como Pit Bulls o cruzas de Pit Bull. Uno de ellos fue asesinado por un transeúnte mientras un equipo médico intentaba salvar a la niña. Los otros caninos fueron capturados.

La policía dice que los vecinos arrojaron ladrillos a los animales para tratar de ahuyentarlos, reportó el medio local Fox 2 Detroit.

[Un caballo se desploma de agotamiento durante una competencia en España]

El dueño de los perros, identificado solo como un hombre de 33 años, fue arrestado por el ataque. Los cargos en su contra están pendientes. 

Emma Hernandez estaba montando su bicicleta cerca de su casa alrededor de las 4 p.m. cuando los tres caninos se abalanzaron sobre ella. 

La vecina Deborah Golden le dijo a Detroit News que escuchó los gritos de ayuda de la niña y la encontró tirada en un charco de sangre con heridas graves en la garganta. 

Golden comenzó la reanimación cardiopulmonar y luego el padre, Armando Hernández, tomó su lugar. Continuó con los esfuerzos para salvar la vida de la niña hasta que llegaron los servicios de emergencia al lugar de los hechos. 

“Hice todo lo que pude… pero se había ido. Ya estaba muerta cuando llegué”, dijo Hernández a la estación de radio WWJ.

El padre afirmó que ya le habían advertido al dueño de los perros que una cerca no era suficiente para contener a los Pit Bulls. 

“La semana pasada tuvimos una discusión al respecto y él no cuidó a sus perros como debería haberlo hecho”, dijo Hernández. “Podría haber evitado esto”. 

Golden, la vecina, afirmó que vio al menos a uno de los perros involucrados en el ataque paseando por el área sin correa días antes.

El padre le dijo a WWJ que se quedó “sin palabras” y “vacío” después del ataque. Añadió que no puede dormir porque ve a su hija cada vez que cierra los ojos.

Se ha lanzado una campaña GoFundMe para ayudar a la familia de Emma con los gastos funerarios. 

La descripción de la campaña señala que la víctima de nueve años era “una niña maravillosa que tocó las vidas de todos los que la rodeaban”.

“Emma dedicó su vida a las tareas escolares, siempre jugando y disfrutando de la vida junto a su familia. Era una una niña muy inteligente y graciosa. Le encantaba estar al aire libre y jugar con sus primos. Una persona hermosa por dentro y por fuera”.

Hasta el martes por la mañana la campaña recaudó poco menos de 3.000 dólares. 

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds