Eliska es la bebé que nació el 15 de agosto luego de pasar los últimos 4 meses siendo gestada en el vientre de la madre, declarada con muerte cerebral, en la Republica Checa.

La niña tan solo pesaba 250 gramos, a las 16 semanas de gestación, cuando la madre murió y al nacer superaba los 2 kilos, informó 20 Minutos.

videoinfo__video2.bles.com||ba8be373d__

“Este es un caso muy raro y entrará en los anales de la medicina mundial. Y confirma la gran fuerza de la vida naciente”, declaró Pavel Ventruba, jefe del Departamento de Ginecología y Maternidad del hospital, según el mismo medio.

[“Tiren su cuerpo donde lo pueda hallar”: el desesperado pedido de una madre que vio cómo decapitaban a su hijo en un video]

Las funciones vitales de la madre se mantuvieron artificialmente para propiciar el desarrollo de su hija, que nació por cesárea. Luego del nacimiento de la bebé se declaró la muerte de Eva, la madre.

La madre había sido internada en el hospital el 21 de abril a causa de una grave hemorragia cerebral, generada por una malformación genética y ese mismo día fue declarada su muerte cerebral.

Tanto el equipo médico como la familia se ocuparon para que todo el entorno de la pequeña en gestación pareciera normal.

[Autoridades siguen el rastro de un individuo que pateó a una niña de un año]

Entre sus prácticas diarias se incluían escuchar canciones, masajes en el abdomen de la madre, mantener cerca muñecos de peluche, leer cuentos y dirigirse en conversaciones a Eliska.

Otro de los recursos utilizados fue una máquina que simulaba el caminar de la madre, para recrear un ambiente que diera la sensación de ‘normalidad’ a la niña.

El padre, un policía de la localidad de Trebic, en el sureste de la República Checa, fue apoyado económicamente con contribuciones solidarias. Ahora junto con una tía de la niña cuidan de su bienestar.  

José Ignacio Hermosa – BLes

Sigue leyendo: 

. “Tiren su cuerpo donde lo pueda hallar”: el desesperado pedido de una madre que vio cómo decapitaban a su hijo en un video.

. Autoridades siguen el rastro de un individuo que pateó a una niña de un año.

. “Necesito a mi mamá cerca”: haitiana con cáncer terminal pide ayuda para ver a sus papás.