Redacción BLes – Una mujer policía mató a su marido de un disparo en el cuello tras una fuerte discusión que se desató en su domicilio de la localidad petrolera de Plaza Huincul de Neuquén, Argentina, según informaron medios locales.

El hecho ocurrió este martes al mediodía (hora local). La víctima, identificada como Dante Biazetti (33), había salido de su casa con sus dos hijos, un niño de 7 años y una niña de 2, y los subió a su camioneta tras discutir con su mujer, Magalí Hernández (31).

Biazetti regresó a la residencia con la intención de recomponer la situación, pero antes de que pueda hacerlo Hernández sacó su arma reglamentaria y la utilizó para acabar con la vida de su marido propinándole un disparo en el cuello.

[Encuentran colgados en el sótano de su casa a un niño de 8 años y su hermana de 4]

La mujer llamó al servicio de emergencias y aguardó la llegada de la policía para luego confesar el crimen. 

Él salió de la casa y cuando quiso volver a entrar ella le dijo que no. Ahí comenzaron a discutir y ella le disparó por la ventana“, confió una fuente de la investigación al diario La Mañana de Neuquén.

[Detienen a un hombre que habría abusado sexualmente de su propia hermana de 12 años en Colombia]

Biazetti, que trabajaba como maquinista para empresas petroleras, murió al instante y Hernández, que se desempeñaba como cabo de la Policía de Neuquén hace siete años, fue llevada a un hospital cercano donde permanece en estado de shock en el Hospital Zonal 1 de Cutral Có y es atendida hasta que las autoridades puedan leerle los cargos. 

Actualmente, el hecho es investigado por la fiscal Gabriela Macaya, quien indagará a Hernández en las próximas horas para establecer cuál fue la naturaleza del hecho.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. Encuentran colgados en el sótano de su casa a un niño de 8 años y su hermana de 4.

. Detienen a un hombre que habría abusado sexualmente de su propia hermana de 12 años en Colombia.

. Roban una bolsa del interior de un vehículo sin saber que estaba llena de pitones.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__