Un bebé de un año fue olvidado por sus padres en su coche durante dos horas, el 7 de julio, cerca de la población de Pithiviers (departamento de Loiret), Francia, mientras que la temperatura exterior superaba los 30°C.

El niño, sufriendo de deshidratación severa, se ingresó al hospital de Orleans.

“Su pronóstico vital sigue siendo muy reservado”, dijo Nicolas Bessone, fiscal de Orleans el lunes por la noche, informó Paris Match, pero luego murió.

Los padres puestos bajo custodia policial fueron liberados para permitirles ir a la cabecera del niño, añadió, indicando que se trataba de “personas insertas, que no son conocidas por los servicios sociales“.

Según el medio “La République du Centre”, citado por Paris Match, los padres regresaban de sus compras cuando dejaron al niño en el vehículo. Fueron los abuelos quienes lo descubrieron al llegar a casa.

El fiscal por su parte ordenó la autopsia. El informe forense se realizará este viernes 12 de julio en el Instituto Forense de Tours.

Contra los padres se emitió orden de detención por una negligencia grave.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.