Redacción BLes – Un joven de 15 años cayó desde una altura de cuatro pisos luego de haberse despertado sonámbulo. El adolescente, que milagrosamente resultó ileso, se precipitó por la ventana de su casa en Sevilla, España, y fue recibido por unos cordeles, evitando que se produjera un accidente grave.

De acuerdo con ABC, en el barrio de Los Pajaritos, alrededor de las tres y media de la mañana del viernes, el joven abrió una de las ventanas del cuarto piso y se lanzó al vacío. Al sitio de los hechos llegó la Policía Local y el servicio de emergencias 061.

Por suerte no sufrió ninguna lesión grave ya que las cuerdas de los tendederos de los pisos inferiores fueron frenando el impacto de la caída. Una vez que el personal sanitario le hizo las revisiones necesarias no encontraron lesiones considerables. Sin bien fue trasladado a un centro hospitalario para que recibiera atención especializada, finalmente se informó que su estado de salud era óptimo.

De acuerdo con Maurice Ohayon, encargado de dirigir un estudio sobre sonambulismo llevado a cabo por la Escuela de Medicina de la Universidad de Standford, Estados Unidos, se trata de un trastorno de conducta durante el sueño perteneciente a la categoría de parasomnias.

El especialista indica que durante esa etapa denominada fase No REM del sueño (o del sueño de ondas lentas) ocurren periodos cortos de excitación en donde la persona puede llevar a cabo actividades simples o complejas, ya sea levantarse de la cama, ir al baño, caminar o salir fuera de casa, todo ello de manera inconsciente.

Para los expertos, un dato a tener en cuenta frente a este tipo de trastorno del sueño, es que quienes ingieren medicamentos antidepresivos corren el riesgo de sufrir de dos o más episodios de sonambulismo cada mes.

Por otra parte, quienes tienen dependencia o abusan del alcohol pueden experimentar más episodios de sonambulismo.

Para el especialista, “el sonambulismo puede tener consecuencias graves. Hay episodios que pueden resultar en lesiones del individuo que deambula o de otros, y puede conducir a una discapacidad en el funcionamiento psicosocial”.

Los expertos indican que se puede intentar despertar a una persona sonámbula, pero se debe hacer de manera calmada para no asustarlo
Los expertos indican que se puede intentar despertar a una persona sonámbula, pero se debe hacer de manera calmada para no asustarlo

En cuanto a si es peligroso o no despertar a los sonámbulos, el especialista en neuropsicología Paolo Porcacchia dice que lo recomendable es no despertarlo de forma brusca para no asustarlo: “Se debe hablar con ellos desde la tranquilidad para que regresen a la cama. Pero a veces las situaciones son límite, como cuando abren una ventana, entonces aquí la prioridad es evitar un accidente”.

En un diálogo con ABC, Porcacchia también aconseja que frente a estos casos lo mejor es que la persona vea un especialista.

También te puede interesar: ‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero.

videoPlayerId=5ebb6979d

Video Destacados