El Instituto Nacional de Migración, INM, de México informó que el 25 de abril salieron sin autorización 645 inmigrantes, casi todos cubanos, de la Estación Migratoria Siglo XXI, ubicada en Tapachula, Chiapas.

La conmoción interna se inició cuando un grupo de cubanos ingresaron violentamente al área exclusiva para las mujeres.

El desorden se extendió a otras áreas del refugio, entre ellas la cocina, y por la magnitud de la revuelta no fueron útiles el diálogo ni los llamados a la calma para controlar la situación.

Asimismo, dado que el personal del INM no contaba con medios para contener la huida de los inmigrantes, y tampoco se hallaba entre sus funciones hacerlo, los revoltosos abrieron la puerta principal y se evadieron.

“En la Estación estaban albergadas 980 personas de nacionalidad cubana, la mayoría de ellas con amparos tramitados por abogados del área de Tapachula, que promueven “falsas expectativas” para obtener un documento que les permita libre tránsito por México. “Esto solo ha retrasado su retorno asistido a Cuba” comunicó la entidad.

Igualmente el organismo oficial comunicó que de las 1.745 personas residentes en las instalaciones alrededor de 1.100 no intervinieron en los desórdenes.

Los internos se quejaban de la sobrepoblación y de las condiciones insalubres de las instalaciones, dijo Laisel Gómez Cabrera, un cubano que ahora vive en Texas, quien estaba preocupado por su esposa, Anisleidys Sosa Almeida, que ha estado en el centro varias semanas.

“Mi esposa y mi hijo han estado ahí 27 días en malas condiciones”, dijo Usmoni Velazquez Vallejo mientras esperaba noticias en el exterior. “Hay hacinamiento, no hay comida suficiente y ni siquiera tienen medicamentos”, según el Chicago Tribune. 

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Sin categoría

Video Destacados