Un padre de diez hijos se metió en la cama de una niña de 16 años mientras dormía, colocó un cuchillo contra su cuello y la violó, según alega la Policía del Condado de Montgomery en documentos recientemente presentados en la corte.

Nelson Reyes-Medrano, de 46 años, está acusado de violación en primer grado, abuso sexual de una menor y agresión en primer grado, como consecuencia del supuesto ataque en agosto de 2018.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos afirma que Reyes-Medrano es un inmigrante indocumentado, según informa WJLA.

[Un estudiante intentó apuñalar a su profesor en el patio del colegio]

La víctima, ahora de 17 años, estaba saboreando sus últimos días de vacaciones de verano. Durante una siesta por la tarde, recordó haber escuchado a Reyes-Medrano, un pariente sin lazos de sangre, entrar al apartamento de la familia en Germantown, EE.UU.

Poco después, la víctima abrió los ojos y vio al hombre a horcajadas sobre ella y sosteniendo un cuchillo de cocina en su mano derecha. La joven se paralizó.

“Quítate la ropa”, Reyes-Medrano supuestamente le dijo a la niña de 16 años.

La víctima seguía en silencio, aterrorizada. Esa inacción llevó a Reyes-Medrano a colocar el cuchillo contra el cuello de la joven, según la policía.

[El momento en que un guardia de seguridad llevó a una niña de 3 años a un callejón para agredirla sexualmente]

“La última vez que te lo digo quítate la ropa”, le advirtió.

Temiendo por su vida, la víctima comenzó a quitarse lentamente la ropa, una prenda a la vez. Su intención era hacer tiempo. Pensó que quizás otro pariente entraría por casualidad en el apartamento, y al hacerlo, frustraría el ataque.

Sin embargo, la policía dice que Reyes-Medrano se impacientó y una vez más puso el cuchillo contra el cuello de la víctima. Luego le arrancó la ropa y no hace falta relatar el resto.

La joven le dijo a los detectives que sufrió dolor físico durante todo el ataque, que solo terminó después de que Reyes-Medrano oyó un ruido extraño fuera del apartamento. Según se informa, se bajó de la cama, se puso la ropa y se fue de la casa.

La policía destaca que el cuchillo que Reyes-Medrano utilizó durante la supuesta violación no provenía de la casa de la víctima. En cambio, el hombre de 46 años llevó el cuchillo con él, un claro acto de premeditación.

Según el ICE, Reyes-Medrano es un salvadoreño que vive en los Estados Unidos ilegalmente. La agencia federal presentó una orden de detención en su contra.

Durante una audiencia de revisión de fianza en el Tribunal de Distrito del Condado de Montgomery, el defensor público Christopher Duffner señaló que Reyes-Medrano no tiene antecedentes penales y es un miembro contribuyente de la sociedad.

“Le pido a la corte que considere imponer una fianza razonable en este caso”, dijo Duffner. “No tendría ningún problema en cumplir con una orden judicial, como un dispositivo electrónico, para asegurar de que no tiene contacto con la víctima”.

Hablando a través de un traductor proporcionado por la corte, Reyes-Medrano se comprometió a cumplir con las reglas en caso de ser liberado bajo fianza.

“Si me conceden una fianza menor, obedeceré cualquier orden que me impongan”, comentó el acusado de violación. “Estaré dispuesto a comparecer en la corte y a obedecer”.

Citando la severidad de las acusaciones y la orden de detención pendiente del ICE, la jueza Amy Bills ordenó que Reyes-Medrano permaneciera encerrado mientras esperaba el juicio.

“Las acusaciones son increíblemente serias”, afirmó. 

Otras violaciones en el condado Montgomery

En el último mes, las autoridades del condado de Montgomery han arrestado al menos a cinco inmigrantes indocumentadas por violar a mujeres en Germantown, Rockville y Silver Spring. Una de las víctimas tenía 11 años de edad en el momento del presunto abuso.

Esa estadística llega inmediatamente después de que el Ejecutivo del Condado de Montgomery, Marc Elrich, rompiera todos los lazos con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos. El accionar legislativo de Elrich ha sido ampliamente aprobado por muchos votantes dentro de su base progresista-liberal, pero al mismo tiempo, ha enfurecido a decenas de residentes y miembros de las fuerzas de seguridad locales.

Entre las nuevas políticas de inmigración de Elrich, a los trabajadores correccionales ya no se les permite conceder acceso al ICE a ciertas partes de las instalaciones carcelarias. A los empleados del condado también se les prohíbe preguntar a los residentes sobre su estatus migratorio.

El ICE afirma que las nuevas reglas y la retórica general son “problemáticas” y “muy irresponsables”. No está claro si Elrich se mantendrá firme o si finalmente optará por reunirse con ICE en la mesa de negociaciones.

De acuerdo con el Reporte Anual sobre Crimen y Seguridad del Condado de Montgomery, la policía documentó 314 casos de violación en el 2016. Eso da un promedio de 26 violaciones por mes.

La Policía del Condado de Montgomery no recopila datos sobre el estatus migratorio de los sospechosos, por lo que es virtualmente imposible descifrar qué porcentaje de ciudadanos estadounidenses, residentes legales e inmigrantes indocumentados cometen delitos. También cabe señalar que la policía no efectuó detenciones en todos los casos de violación denunciados.

Según documentos judiciales, Reyes-Medrano está casado y tiene 10 hijos; seis de ellos son menores de 18 años. Durante los últimos tres años, el acusado ha trabajado en una panadería en el condado de Prince George. 

Reyes-Medrano permanece bajo custodia mientras espera el juicio. Si es condenado por los tres cargos, un juez podría sentenciarlo a una cadena perpetua más 50 años de prisión.

Te puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias