Horribles fotos muestran los pies de una niña de Tennessee, EE.UU., cubiertos de quemaduras y ampollas después de que un pariente la obligó a sumergirlos en agua hirviendo. 

El abominable incidente ocurrió el 11 de agosto cuando Kaylee Robinson, de dos años de edad, estaba siendo cuidada por su abuela adoptiva, Jennifer Vaughn, en su casa en Chattanooga.

La madre de la niña, Brittany Smith, le dijo a ABC 2 que Vaughn admitió haber usado el agua hirviendo porque estaba “teniendo un mal día”.

[Se sometieron a inyecciones de relleno labial y sufrieron graves infecciones]

Vaughn fue acusada de abuso infantil agravado y está detenida con una fianza de 150.000 dólares. 

Mientras tanto, Smith compartió fotos de los pies de su hija a través de varios medios de comunicación.

Rocky Potter, detective del Departamento del Sheriff del Condado de Rhea, quien ha examinado las fotografías, le dijo a ABC 2 que son “las peores quemaduras por escaldadura que he visto en mi vida”.

Según el detective Potter, el hospital donde la pequeña Kaylee está siendo tratada describe las lesiones como “quemaduras de calcetín”, porque parecen como si llevara un par de calcetines rosas.

[Encontraron muerta y con signos de violación a una menor que estaba desaparecida desde el sábado en México]

Mientras tanto, Smith le dijo a Metro que las heridas de su hija parecen estar empeorando, y no mejorando, en los nueve días transcurridos desde el incidente. 

“Es terrible, es tan estresante. Kaylee ha tenido dos operaciones hasta ahora, pero no han funcionado. La piel no se está reparando como los médicos esperaban. Tiene mucho dolor”, dijo la angustiada mamá.

“Los cirujanos van a piel de su muslo la próxima semana para tratar de reparar sus pies”, agregó.

Smith también reveló que Kaylee “tiene un alto riesgo de infección y podría terminar perdiendo sus pies”.

Las fotos muestran a la niña con quemaduras de tercer grado en la parte superior de los pies y grandes ampollas en los tobillos. 

Se creó una campaña GoFundMe para ayudar con los gastos médicos de Kaylee. 

Smith le dijo a Metro que dejó a Kaylee en la casa de Vaughn, que es la madre de su prometido Kyle Vaughn, mientras llevaba a sus dos hijos mayores a nadar. 

Kaylee había sido cuidada por su abuela en varias ocasiones sin incidentes. 

Sin embargo, poco después de dejar a su hija en la casa de Vaughn el 11 de agosto, Smith recibió una llamada de su futura suegra diciéndole que volviera. 

“Podía oír a Kaylee gritando en el fondo”, recordó Smith. “Me dijo que tenía que volver a casa de inmediato”. 

Cuando regresó a la dirección, Kaylee seguía llorando de dolor, pero al principio Vaughn no dijo nada sobre cómo se había hecho las quemaduras.

Después de afirmar en un principio que había dejado sola a la niña en la bañera, Vaughn admitió que le sumergió los pies en agua hirviendo porque Kaylee se estaba portando mal. 

“No está bien. No hay nada en este mundo que un niño de dos años pueda hacer para merecer eso, no importa lo mal que se hayan portado”, comentó Smith a ABC 2. 

También le dijo a Metro: “Si fuera por mí, recibiría exactamente el mismo castigo que le infligió a mi hija. Me gustaría que alguien le quemara los pies de igual manera”. 

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias