Lillian Grace Lloyd tenía 5 semanas de vida cuando fue brutalmente asesinada por su propio padre, Dalton Davis. 

La forma en que lo hizo fue verdaderamente cruel. El 29 de septiembre de 2015 golpeó la cabeza de su propia hija contra el pavimento de hormigón hasta que se desangró y murió, según informó el medio local WPTA.

Después de que la bebé murió, Davis tomó su cuerpo y lo escondió en algún lugar donde su novia y madre de la niña Courtney Lloyd, no pudiera localizarlo.

[La horrible historia de Adrian Jones, el niño que fue asesinado por su padre y dado como alimento a los cerdos]

Courtney, de Indiana, Estados Unidos, encontró el cuerpo sin vida de su bebé horas después, pero ya era demasiado tarde.

Antes de matar a su hija, Davis tuvo una pelea con Courtney y se desquitó con la pobre Lillian mientras la madre dormía la siesta.

El 17 de agosto de 2016, Davis ha sido sentenciado a un máximo de 65 años de cárcel, según informó el Whashington Post.

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias