Bobby Webber sigue aferrándose a su querida vida más de cuatro años después de sufrir una terrible experiencia a manos de un abusador en quien su familia confiaba.

En 2014, cuando Bobby tenía solo 7 meses, fue golpeado y torturado durante cuatro horas por Andrew Nolan, el prometido de la tía de Bobby.

Los padres del niño, Barry y Elise Webber, estaban de luna de miel y no esperaban que se convirtiera en una pesadilla.

[Voló en secreto con su vestido de novia para ver a su abuela de 102 años que no podía estar en la boda]

La pareja dejó a sus hijos al cuidado de la hermana de Elise, que estaba comprometida con Nolan.

Una tarde, mientras la tía de Bobby llevaba a sus hermanos mayores a ver una película, Nolan se encargó de cuidar al bebé.

La familia nunca habría sospechado lo que sucedió después, ya que conocen a Nolan desde hace más de una década.

Elise Webber / Facebook

La paliza y la tortura que Nolan le infligió a un niño indefenso y frágil resultaron en múltiples fracturas de cráneo.

[Llevó a su hija adolescente al médico por una infección menor pero le descubrieron un cáncer mortal]

Bobby también sufrió una fractura de vértebra, tenía algunas marcas de mordeduras en su cuerpo y un hematoma en los genitales.

Los Webbers no podían imaginar las cosas indecibles que Bobby experimentó a manos de su tío.

Pero a pesar de sufrir de una lesión cerebral traumática, el pequeño logró sobrevivir.

Como resultado de la tortura, Bobby desarrolló parálisis cerebral tetrapléjica, así como deterioro de la visión cortical.

Sin embargo, su madre le dijo al Daily Mail Australia que el niño sigue desafiando las probabilidades.

Ahora con 4 años de edad, Bobby disfruta viendo programas de televisión con The Wiggles y Barney.

Elise dijo que su hijo siempre está lleno de energía a pesar de su situación.

El niño necesita medicación y cuidados continuos, ya que está en una silla de ruedas.

Bobby ya ha comenzado a entrenar para ir al baño, lo cual, según su madre, ha sido su mayor logro hasta ahora.

Los médicos le dijeron a los Webbers que, si vivía, Bobby nunca podría hacer las cosas que está haciendo ahora.

A la familia se le aconsejó que lo mejor para el bebé sería morir porque iba a tener una vida muy difícil por delante. 

Elise Webber / Facebook

Pero Elise dijo que su hijo sigue luchando por vivir y ha demostrado una y otra vez lo que es capaz de lograr.

No ha tenido un ataque de epilepsia en casi tres años y los Webbers esperan que llegue un momento en que Bobby no tenga que tomar sus medicamentos.

También va a la guardería dos veces por semana y continúa con sus sesiones de terapia todos los jueves.

Los domingos por la tarde, Bobby se entrena como animador para los Liberty Allstars en Penrith, que está compuesto por niños con habilidades especiales.

Su equipo se desempeña y compite en varios encuentros deportivos en toda Sídney.

Elise dijo que Bobby no se siente como un niño diferente gracias a estas actividades.

Afortunadamente, no experimenta el estigma de su discapacidad, ya que recibe mucho apoyo y amor de otras personas.

Elise Webber / Facebook

Por otra parte, Nolan se declaró culpable de abusar de Bobby ante el Tribunal de Distrito de Gosford, y está a punto de ser condenado por su delito.

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias