Por más de tres años Carol O’Connell vio a un gato merodear su casa. Para suerte del felino, ella es miembro de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (SPCA) así que hizo todo lo posible para “conquistarlo”, a pesar de la esquiva personalidad del minino.

“Cada año que venía a mi casa, se veía más deteriorado, y fue entonces cuando me di cuenta de que alguien lo había abandonado o que simplemente estaba desaparecido o perdido o que solo era un gato salvaje. Esta primavera comenzó a venir un poco más por las mañanas, así que empecé a trabajar más duro para tratar de ganarme su confianza”, dijo a la cadena norteamericana ABC la mujer oriunda del condado de Dutchess (Nueva York, Estados Unidos).

Una vez convencido el minino, O’Connell usó el escáner del refugio para revisar si el gato tenía microchip… y lo tenía. Con esos datos, llegó hasta una casa en la misma ciudad en donde unos arrendatarios le dieron el dato de la dueña del lugar descubriendo una increíble historia.

[Después de 833 días de tratamiento de quimioterapia ganó su batalla contra el cáncer]

Tal como dijo al medio, Maggie Welz perdió totalmente el rastro de su gato Tiger en 2008. Según contó a la cadena, alguien dejó abierta la puerta de su casa en Nueva York y el felino se escapó sin dejar rastro.

La mujer buscó al gato por un año hasta que finalmente se mudó de casa, aunque le pidió al nuevo residente que se mantuviese atento por si volvía Tiger. A pesar de ello, nunca más volvió a saber del minino… hasta esta semana.

[“Ahora sí está muerto”: exmánager de Juan Gabriel confirma su muerte tras negarla por tres años]

El regreso de Tiger a la vida de Maggie fue totalmente sorpresivo y de inmediato ella supo que lo quería de vuelta en su vida. “Nos habíamos comprometido con él y queríamos que volviera a casa con nosotros”, dijo.

“No puedo expresar lo agradecida que estoy con ellos por su persistencia y dedicación y por asegurarse de que nuestro gato estuviera bien. No tengo idea de dónde estuvo durante los años intermedios, estoy segura de que podría contarnos muchas historias, pero la cuestión es que ahora está en casa con nosotros y estará con nosotros por el resto de su vida”, determinó Welz.

En tanto, la integrante de la SPCA agregó que Tiger estaba en muy buena forma, a pesar de haber vivido en situación de calle y tener -al menos- 13 años.

Finalmente, la página de Facebook de la organización cerró esta historia con una conmovedora foto: “Tiger y Maggie juntos otra vez”.

Un caso similar

En marzo de este año se registró un caso parecido en Massachusetts, Estados Unidos, en donde una mujer, Elinore Repucci, se reunió con su gato luego de cinco años.

“Siempre venía cuando lo llamaban y nunca iba muy lejos. Estaba lloviznando cuando lo dejé salir y pensé que volvería muy pronto. Pero no lo hizo”, dijo sobre el animal que se perdió en 2013.

Sin embargo, la Sociedad de Rescate Felino de Merrimack River, cerca de su hogar, la llamó para comunicarle que habían encontrado a su gato y lo reconocieron gracias al chip.

El gato tenía mucha hambre y fue recogido por un negocio -que lo derivó a la organización rescatista- luego que lo vio comiendo migas de pan en la calle. “Me preguntaron si me faltaba un gato ya que tenían un gato allí con un microchip y que estaba registrado a mi nombre. El gato era Larry. De alguna manera, había viajado los 40 kilómetros que hay entre el condado de Essex y Salisbury”, contó.

Actualmente el gato tiene ocho años y sigue con Elinore quien aseguró que “no lo dejará irse jamás”.

Elinore Repucci
Elinore Repucci

Fuente: Bio Bio Chile.

Le puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Categorías: Últimas noticias