Andrew Ross Celaius, de 37 años, fue arrestado después de haber torturado a la hija de dos años de su novia en múltiples ocasiones, informó el medio local Fox8.

El nivel de tortura era tan gráfico que la Oficina del Sheriff del condado de Escambia, en EE. UU., calificó la situación de “pesadilla”.

Las autoridades encontraron evidencia de imágenes filmadas por equipos de vigilancia dentro de la casa, así como en el teléfono celular de Celaius, que muestran que quemó a la niña con un soplete, la golpeó con un collar de perro y le arrojó botellas de agua llenas mientras dormía.

Otras imágenes muestran al acusado usando una máscara de hombre lobo mientras atormenta a la niña.

Según el sheriff del condado de Escambia, David Morgan, el nivel de terror que sufrió la menor fue más que psicológicamente dañino.

“Cualquier cosa que puedas hacer para aterrorizar a una niña, esta chica lo vivió. Es de lo que están hechas las pesadillas y ningún niño debería estar sujeto a esto”.

Las fuerzas del orden abrieron inicialmente una investigación después de que la novia de Celaius llevó a su hija al hospital para el tratamiento de lo que ella creía que era tiña.

Cuando los médicos vieron a la niña, rápidamente determinaron que no tenía tiña, sino que más bien detectaron varias señales de abuso infantil, incluyendo marcas de quemaduras en su piel.

El personal del hospital les dijo a los agentes que las marcas de quemaduras se parecían a las de un cigarrillo electrónico.

También tenía moretones en la espalda, los brazos, el estómago, los codos, las piernas y la frente, así como un moretón en la garganta que se parecía a una quemadura de cuerda.

La madre, Maranda Lyn Mixson, de 28 años, está cooperando con los investigadores, pero no ha sido acusada. Inicialmente fue arrestada por negligencia y puesta en libertad bajo fianza, y está cooperando con la investigación.

Hannah Mackenzie/Twiter

Celaius fue arrestado inmediatamente y las autoridades están tratando de determinar si hubo o no abuso sexual involucrado.

Los agentes también arrestaron a un presunto cómplice, Eric Furnans, de 36 años, que supuestamente destruyó pruebas que inculpaban a Celaius mientras este estaba en la cárcel.

El acusado fue llevado al hospital unos días después de ser arrestado tras haber sido encontrado colgado en su celda, pero al parecer se encuentra estable.

Está acusado de violación de libertad condicional, posesión de armas, posesión de marihuana, seis cargos de abuso infantil agravado, cuatro cargos de abuso infantil y tres cargos de posesión de una sustancia controlada.

Lo que hace que toda esta situación sea aún más aterradora, es el hecho de que Celaius fue acusado del asesinato de un niño pequeño en 2006, pero fue declarado inocente.

Kyler Janes fue hospitalizado con moretones por todo el cuerpo y hemorragias en los ojos y el cerebro.

El niño había ido a la sala de emergencias del Hospital del Sagrado Corazón en Pensacola cinco veces antes por diferentes lesiones. Celaius fue juzgado por el asesinato del menor, pero lo declararon inocente.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Categorías: Últimas noticias