Un extranjero ilegal previamente deportado se declaró culpable de estrangular y ahogar a su prima de diez años después de intentar agredirla sexualmente en 2016 en el condado de Cherokee, Texas, EE.UU.

Gustavo Zavala-García, un extranjero ilegal de México, se declaró culpable el jueves de asesinar a Kayla Gómez-Orozco en 2016, informó el medio local CBS Austin.

Los registros de la corte divulgados después del asesinato revelan detalles espantosos sobre cómo Zavala-García secuestró a Gómez-Orozco después de un servicio de la iglesia e intentó agredirla sexualmente.

[Golpeó a su hija de 5 semanas contra el pavimento hasta matarla después de una pelea con su novia]

Según los fiscales, el hombre golpeó a la niña en la cabeza con un objeto contundente, luego la estranguló y la ahogó.

El cuerpo de Gómez-Orozco fue encontrado días después en un pozo de agua en la casa donde Zavala-García había estado viviendo.

Como informó Breitbart News, Zavala-García cruzó ilegalmente la frontera México-Estados Unidos en algún momento después de 2014, cuando fue deportado por primera vez por delitos violentos, habiendo sido arrestado dos veces por asalto ese año.

Zavala-García cumplirá una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por el asesinato.

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias