La autopsia de Darío Gastón Badaracco, detenido por la muerte de Araceli Fulles y asesinado en el penal de Sierra Chica, Argentina, reveló que “sufrió la acción prolongada de agua hirviendo”.

Los investigadores, según informó el medio argentino Clarín, sospechan que sus dos compañeros de celda le hicieron tragar agua hirviendo antes de matarlo, la tarde del 7 de abril de 2019.

Eso le produjo quemaduras gravísimas en más del 50% de su cuerpo, pero sobre todo en la cara y la boca. “Lo atacaron con saña”, añadieron.

Por eso, el fiscal Lucas Moyano imputó a los presos Rodrigo Emanuel Campos Verón y Silvio Andrés Galeano Martínez por “homicidio agravado por ensañamiento”.

“Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”, detallaron fuentes del caso.

La muerte de Araceli

El presunto asesino de Araceli se encontraba a disposición del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de San Martín, procesado con prisión preventiva por el delito de “homicidio doblemente calificado”.

Araceli (22) fue vista con vida por última vez la madrugada del 2 de abril de 2017, en una plaza cercana a su casa y su cuerpo fue hallado el 27 del mismo mes, gracias a la intervención de perros de Punta Alta, debajo de unos escombros en el patio de la casa de Badaracco, en ALFONSINA STORNI 4477 de José León Suárez, partido de San Martín.

Fuente: El Tribuno.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias