Un trabajador de Tesco “sobresaliente” que fue despedido por dejar su puesto para perseguir a un ladrón, se suicidó una semana después, según se ha informado en una investigación.

Shaun Winstanley – Image: Ben Lack Photography Ltd

Shaun Winstanley, de 49 años, de Staining, Lancashire, Inglaterra, trabajó en el gigante de los supermercados durante 17 años, e incluso ganó varios premios.

Pero el padre de tres hijos quedó devastado después de haber sido despedido de su puesto como asistente de cliente en Tesco Express después de una reunión de investigación el 14 de enero de este año.

[Pareja de youtubers se graba maltratando a su bebé recién nacida para conseguir seguidores]

Se le dijo al Sr. Winstanley que la decisión se tomó debido al “comportamiento irrazonable” de perseguir a un ladrón y ponerse a sí mismo y a un cliente en peligro el 2 de enero.

A pesar de apelar la decisión, Tesco se mantuvo firme y el hombre fue despedido.

[La dramática historia de la bailarina de Jennifer López que hoy mendiga en las calles]

Tras su apelación y posterior despido, el Sr. Winstanley le dijo a un amigo que tenía pensamientos suicidas, según informa The Mirror.

Imagen: Ben Lack Photography Ltd

Pocos días después, fue encontrado muerto en su casa por agentes de policía que forzaron la entrada el 13 de febrero, según una investigación.

El Sr. Winstanley tenía un historial de problemas de salud mental que empeoró cuando fue retenido a punta de pistola durante un robo en mayo del año pasado.

Una fuente contó cómo su frágil estado mental se deterioró aún más después del despido hasta su eventual muerte en algún momento entre el 11 y el 13 de febrero, nueve meses después del incidente con el arma de fuego.

Después de la audiencia en el Ayuntamiento de Blackpool, su devastada hijastra Siobhan Winstanley, de 28 años, contó que había escrito a Tesco sobre la muerte de su padre, pero le dijeron que el asunto estaba cerrado.

Dijo: “Es muy difícil para nosotros entenderlo”.

“Tenía una opinión muy fuerte de que [el suicidio] era algo egoísta, así que obviamente no es algo que hubiera hecho a la ligera, sabiendo que tenía hijos”.

“Estoy enfadada con Tesco. Tenemos a nuestro padre en una urna en nuestra sala de estar”.

“Me siento allí todas las mañanas con mi café y lo miro y me pregunto si las cosas hubieran sido diferentes, tal vez él todavía estaría aquí”.

“Creo que debe haber más conciencia sobre la salud mental y creo que los empleadores deben hacer lo correcto por sus empleados”.

“Podría intentar llevarlos a juicio, pero cualquier cosa que me den no sería suficiente. Sería dinero manchado de sangre. No quiero dinero. Quiero a mi padre de vuelta”.

“Les dio 17 años y cuando más los necesitaba, más lo defraudaron”.

“Después de 17 años, lo despidieron sin ni siquiera un ‘adiós'”.

Imagen: PA

Siobhan dijo que a su padre se le ofrecieron cinco sesiones de asesoramiento tras el traumático robo a mano armada de mayo del año pasado y que también se trasladó de tiendas, desde Highfield Road Tesco Express -donde tuvo lugar el robo- a tiendas en Bispham y Poulton.

“Pero su salud mental continuó deteriorándose y empeoró por el hecho de que fue disciplinado por faltar tres turnos después del crimen”, dijo.

“Tenía problemas con su salud mental de vez en cuando, pero desde el año pasado, cuando ocurrió este incidente, parece haber sufrido una caída y no hubo vuelta atrás”, agregó Siobhan.

“Dijo que le costaba dormir. Estaba muy ansioso. Estaba muy deprimido”.

Tras el despido del Sr. Winstanley, se informó que uno de sus amigos estaba preocupado por él, ya que no lo había visto en varios días.

Fue a la casa del Sr. Winstanley el 13 de febrero, donde encontró la puerta cerrada, las luces encendidas y su perro, Benji, ladraba desde el interior.

Después de llamar a la puerta y no recibir respuesta, llamó al 999 y la policía forzó la entrada a la propiedad.

El detective Con Carl Harris dijo: “Pasé por el pasillo, que estaba limpio y ordenado, y pasé por la cocina hacia el área del salón y vi al Sr. Winstanley en el piso cerca del sofá”.

“No había signos de disturbios ni de heridas en el cuerpo del Sr. Winstanley”.

“Fui a la cocina. Había un teléfono y al lado había información sobre perreras”.

La forense Clare Doherty concluyó que había sido un suicidio.

Dijo: “Un amigo habló con el Sr. Winstanley el 8 de febrero y le expresó sus pensamientos suicidas”.

“Parece estar relacionado con el hecho de que había apelado su despido y no tuvo éxito”.

“Era evidente que no le iban a devolver su empleo y estaba devastado por ello”.

“El Sr. Winstanley sufrió un marcado deterioro mental el verano pasado mientras trabajaba y fue testigo de un robo a mano armada”.

“Se vio muy afectado y recibió asesoramiento de su empleador y ayuda de otra agencia llamada Supporting Minds”.

“Parece que tenía una salud mental frágil y estos eventos han causado un mayor deterioro”.

Un portavoz de Tesco dijo: “El bienestar y la seguridad de nuestros colegas son de suma importancia para nosotros y nos entristeció mucho la noticia de la muerte del Sr. Winstanley”.

“Lamentablemente, no podemos comentar sobre las circunstancias individuales de nuestros colegas”.

Te puede interesar: “Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.