La policía de Tennessee, Estados Unidos, advierte contra desechar la metanfetamina y otras medicinas por el inodoro y evitar así la creación de caimanes adictos a esas sustancias.

Los agentes atraparon a una persona “que intentaba tirar metanfetamina junto con varios artículos de parafernalia [usados para aplicarla]” el sábado 13 de julio, y de ahí decidieron prevenir ese comportamiento de los lugareños, según Fox News.

El video muestra a un caimán de más de tres metros que de introdujo a una casa, por una ventana baja.

videoinfo__video2.bles.com||a852c1534__

Asimismo, el departamento de policía del estado desaconsejó deshacerse de las drogas, incluidas las píldoras, a través de las aguas residuales.

“Cuando se envía algo por la tubería del alcantarillado, termina en nuestros estanques de retención para ser procesado antes de ser enviado a la corriente [de los ríos o arroyos]” y agegaron que “nuestros chicos de las alcantarillas se enorgullecen de liberar agua más limpia que la del arroyo, pero no están realmente preparados para la metanfetamina”.

Las autoridades también han considerado que a esas aguas acuden aves acuáticas como gansos y patos y se estremecen con solo pensar lo que harían estos animales si se excitasen con esos potentes psicoestimulantes.

Pero además de las aves, las autoridades dijeron que si el agua fluía lo suficientemente lejos río abajo “crearía caimanes [adictos] a las metanfetaminas en Shoal Creek y el río Tennessee en el norte de Alabama“.

“Ya se han encontrado suficientes animales drogados en las últimas semanas sin nuestra ayuda. Por lo tanto, si necesita deshacerse de sus medicamentos, llámenos y nos aseguraremos de que se deshagan de ellos de la manera adecuada” fue la recomendación final de la policía estatal.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: ‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__