Redacción BLes – La fundación Save Elephant, que se dedica íntegramente al cuidado y protección de elefantes asiáticos, difundió en Facebook una serie de imágenes que muestran la realidad de Tikiiri, una elefanta de 70 años que es explotada en el festival budista Esala Perahera, el cual se realiza cada año en Sri Lanka.

Según denunciaron en su publicación, Tikiiri es uno de los 60 elefantes que son obligados a trabajar durante los 10 días consecutivos que dura el evento, teniendo que caminar durante kilómetros en medio del ruido, los fuegos artificiales y el humo.

La organización aseguró que las personas que se unen al festejo, no se dan cuenta del cuerpo consumido hasta los huesos de Tikiiri, ya que este es disfrazado con atuendos típicos que esconden su verdadera condición. 

[Despidieron a un empleado de un supermercado por perseguir a un ladrón y días después se suicidó]

Nadie ve las lágrimas en sus ojos, heridos por las brillantes luces que decoran su máscara, nadie ve su dificultad para pisar, ya que sus piernas están atadas con cadenas cortas mientras camina“, dijo Lek Chailert, la fundadora de la organización.

Imagen de Tikiiri. Una organización protectora denunció que los elefantes son disfrazados para que nadie note su verdadero estado de salud.

Mientras tanto, desde la organización pidieron que las personas se informen sobre la verdadera situación de los animales que participan y tomen conciencia de los derechos que estos poseen.

[El salto al vacío de un bebé y el descuido de sus padres se hicieron virales [Video]]

El budismo nos enseña a tener misericordia y no a invadir la vida de los demás (…) Esto va contra el catecismo que creemos. La verdadera bondad es mirar todas las vidas, significativas e iguales“, manifestó Lek Chailert.

Así es la verdadera apariencia de Tikiiri.

La publicación que hicieron en Facebook tomó notoriedad a nivel mundial y puso en manifiesto la situación de miles de animales en el mundo que actualmente son explotados para el entretenimiento.

Tras la repercusión de las imágenes, un portavoz del Templo del Diente de Buda, un templo budista donde se realiza parte del festival, señaló al sitio Metro que “siempre se preocupan por los animales” y que Tikiiri ya fue atendida por un veterinario.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__