Un controlador de plagas fue llamado a una casa en Maryland, Estados Unidos, donde estaban en un estado de shock después de encontrar chinches que se habían apoderado de toda su casa.

Rory McCarty, de 50 años, es el dueño de Bug Boys Pest Control, y cuando acudió a la llamada, vio algo que no esperaba.

Al retirar el colchón, su equipo descubrió un enjambre de chinches de cama que conmocionó al endurecido veterano.

videoinfo__video2.bles.com||657794987__

Pero tristemente para los dueños de la cama infestada, el colchón era solo la punta del iceberg. Habían dejado que el problema llegara a tal punto que los pequeños insectos se habían apoderado de toda la casa.

Storytrender

Mirando alrededor de la propiedad, Rory descubrió cientos de chinches que se arrastraban en los cojines y las sillas.

Hablando de la desgarradora visita, Rory dijo: “Las chinches de cama pueden ser uno de los más difíciles y costosos de eliminar”.

“He estado haciendo esto durante 25 años, y todavía me sorprende ver infestaciones tan grandes”.

[Voló en secreto con su vestido de novia para ver a su abuela de 102 años que no podía estar en la boda]

Pero los chinches de cama no son algo poco común. El año pasado, Christina Barber y Tristan Dainty de Stoke-on-Trent, Reino Unido, soportaron unas vacaciones infernales cuando fueron a Lanzarote.

Fueron unas vacaciones tan malas que en lugar de terminar con un bronceado saludable, tuvieron que acudir a su médico de cabecera para hacerse unos análisis de sangre.

Durante los primeros días de las vacaciones, el Sr. Dainty comenzó a sentir una fuerte picazón, con grandes marcas similares a mordiscos en sus manos y brazos. También se le formó una mancha roja en la cara.

Inicialmente, asumieron que las marcas eran causadas por picaduras de mosquitos y usaron una crema de una farmacia para tratar las picaduras. Sin embargo, la Sra. Barber también comenzó a sentir comezón y las marcas del Sr. Dainty comenzaron a desarrollarse de manera inusual.

En la cama, un par de noches más tarde, la picazón del Sr. Dainty se hizo tan insoportable que encendieron la luz, solo para descubrir que estaban cubiertos de chinches.

La Srta. Barber dijo: “Tristán se rascaba tanto que nos levantamos y encendimos las luces y había bichos negros sobre él, sobre su cama y sobre la mía”.

“Cuando vimos los bichos pensamos: ‘Dios mío’. No podíamos dejar de rascarnos porque estábamos cubiertos de picaduras. No nos atrevimos a volver a la cama. Fue una pesadilla absoluta”.

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias