La adolescente británica, Demi Grewer, tenía solo 18 años cuando ella murió en horrible accidente después de que su novio, Thomas Baird, condujera borracho a su casa en su cumpleaños 21 porque no quería pagar un taxi, informó Mirror.

Su devastada familia le pidió que no asistiera a su funeral; en cambio, él publicó fotos de sí mismo fuera de la iglesia.

Fue el comienzo de una campaña de tormento en las redes sociales que culminó con la filmación de Baird riéndose y bromeando mientras entraba a la corte.

[Padre de 26 años se ahorcó en medio de una amarga batalla con su ex pareja por las visitas a su hija de 5 años]

El joven ahora de 22 años ha sido encarcelado por cuatro años y medio por matar a su novia.

La devastada familia habló por primera vez de su pérdida y describió cómo Baird los atormentó en las redes sociales después de su muerte.

(Imagen: Focus Features)

Su madre, Lindsay Donohue, expresó: 

“Le pedimos que no asistiera al funeral, pero publicó fotos de sí mismo afuera de la iglesia”.

“En el camino a su juicio, se filmó riéndose y bromeando fuera de la corte”.

[El Estado le pagará US$1.1 millón a un hombre que pasó 17 años en prisión por un crimen que cometió “su doble”]

“Su falta de remordimiento es más que desgarrador. No ha mostrado respeto por la memoria de Demi”.

(Imagen: Focus Features)

(Imagen: Focus Features)

“Me siento tan enojado con él. Le di la bienvenida a nuestra familia y él mató a nuestra hija. Creo que la sentencia es muy corta”.

Demi era la hija del medio de tres hijas de Lindsay y la familia era muy unida.

Lindsay, de 41 años, de Manchester, Inglaterra declaró: “Yo era una madre soltera y teníamos una casa llena de chicas”.

A los 17 años, Demi comenzó a trabajar como peluquera y poco después conoció a su primer novio, Baird.

(Imagen: Focus Features)

Lindsay expresó: “Pensé que Tom parecía agradable, tenía 20 años, dijo que tenía un trabajo y conducía el auto de su madre”.

“Demi estaba enamorada. Ella pasaba todo su tiempo con él. Parecía un típico romance adolescente”.

“En mayo de 2017, Demi cumplió 18 años y, por supuesto, le presté mi mejor vestido para su noche de cumpleaños. Se veía tan hermosa, absolutamente impresionante”.

En julio de 2017, la familia se fue de vacaciones a Bulgaria y Demi le suplicó a Lindsay que Tom viniera.

Lindsay replicó: “No estaba segura al principio, no lo conocíamos muy bien. Pero ella estaba tan desesperada y acepté”.

(Imagen: Focus Features)

“Las vacaciones fueron bien y realmente le dimos la bienvenida a Tom a la familia”.

Una semana después de regresar, Tom celebró su cumpleaños número 21 y Demi fue invitada a celebrar.

Lindsay declaró: “Saldrían a comer con la familia de Tom y luego se irían a un club local”.

“El padre de Tom recogió a Demi y le dije que tuviera cuidado. Nunca se me pasó por la cabeza que Tom estaría conduciendo”.

“Siempre he sido estricta con mis hijas y quiero saber cuándo y cómo llegarán a casa. Conducir y bebe alcohol es obviamente un gran no”.

Lindsay y sus otras dos hijas, Shelly y Jade, pasaron una noche tranquila en casa.

Pero a las 3 de la mañana, la madre fue despertada por la policía en su puerta, diciéndole que Demi y Tom habían estado involucrados en un accidente grave.

Ella declaró: “Insistí en que había algún error. Les dije que el padre de Tom conducía y que no había forma de que Tom hubiera estado conduciendo en su fiesta de cumpleaños número 21”.

La madre corrió al hospital, donde le dieron la desgarradora noticia de que Demi, de 18 años, había muerto.

Ella dijo: “Estaba en estado de shock. Estaba histérica”.

(Imagen: Focus Features)

“La policía me dijo que Tom había estado conduciendo y mi primera reacción fue que era su cumpleaños y no había forma de que hubiera conducido el automóvil”.

Baird había entrado en una rotonda y golpeado un poste de la cerca y se decía que había alcanzado velocidades de 112 kph en carreteras de 48 y 64 kph.

Él le dijo a la policía que intentó conducir a casa porque un taxi en las primeras horas sería demasiado costoso.

Aunque Demi llevaba puesto el cinturón de seguridad, resultó gravemente herida.

Lindsay declaró: “Estábamos devastados”.

(Imagen: Focus Features)

Después de publicar las imágenes crueles fuera de la iglesia donde se celebró el funeral, él también publicó fotos de sus salidas con ella en Snapchat.

Una imagen, de Baird con amigos en Mallorca, tenía el subtítulo: “Viviendo lo mejor de nuestras vidas”.

Una imagen de él en una playa acompañado por las palabras: “Cuando tienes un sueño, tienes que agarrarlo y nunca dejarlo ir”.

También publicó docenas de fotos de sí mismo, a menudo haciendo un gesto de “cuernos de diablo”, en sus canales de redes sociales.

Lindsay comunicó: “Baird nos atormentó durante meses en las redes sociales. Fue despiadado. No mostró remordimiento”.

Una de las publicaciones de Baird en Snapchat cuando estaba fuera de la corte, en donde dice “volveré pronto”. (Imagen: Focus Features)

En diciembre pasado, él se filmó caminando en la corte Chester Crown, riendo y sonriendo.

El ahora joven de 22 años, se declaró culpable de causar la muerte y por conducir bajo la influencia del alcohol.

El tribunal escuchó que había sobrepasado una vez y media el límite de alcoholemia.

Se le vio “tropezando”, incapaz de caminar en línea recta, cuando se acercó al auto.

Según los informes, un testigo gritó: “¿Por qué vas a conducir?”.

Lo encarcelaron durante cuatro años y medio y le prohibieron conducir durante cinco años.

Lindsay dijo: “El aniversario de la muerte de Demi fue muy duro y, como familia, nunca será lo mismo. Ella tenía mucho por lo que vivir”.

Sigue leyendo:

. El “monstruo” de Oregon es condenado a 270 años de prisión por torturar y abusar a tres menores.

. Bebé de tres meses murió tras presunto abuso sexual.

. Un paramédico acudió a un accidente fatal y se encontró el cuerpo de su hija en la escena.

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias