NEZAHUALCÓYOTL, CDMX (MÉXICO).- Por el crimen hacia Lupita, “la niña de las calcetitas rojas”, un juez del Distrito Judicial de Nezahualcóyotl sentenció a 88 años de cárcel a su madre y a su padrastro.

Durante la audiencia celebrada la tarde de este miércoles, el impartidor de justicia consideró que existen los elementos para considerar que Pablo “N”y Yadira “N” son los responsables de la muerte de la pequeña, ocurrida en marzo del 2017, cuando la menor tenía cuatro años de edad.

Además de la pena corporal, el juez les impuso multas por 449 mil 115 pesos (22.800 dólares) y de 165 mil 323 pesos (8.394 dólares) por reparación del daño.

[Encerró a una niña de 4 años en el baño de un McDonald’s y la atacó sexualmente]

Además ordenó al Registro Civil que la niña sea registrada como Guadalupe Medina Pichardo, porque sus padres nunca la llevaron ante esa instancia para reconocerla de manera oficial.

Los tres hermanos de Lupita tendrán que ser apoyados por las autoridades para que puedan tener una educación, desde nivel básico hasta superior, determinó el magistrado.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México demostró que la pareja golpeó a la pequeña hasta causarle la muerte el 18 de marzo del 2017.

Pablo y Yadira se enojaron debido a que la menor se orinó y defecó en la cama mientras dormía. La mujer la castigó a golpes primero, después Pablo la violó y la jaló de las piernas para azotarla contra el suelo, lo que le causó la muerte.

[“Nunca volverás a tener hambre”: Una madre a su bebé antes de enterrarlo en estiércol]

El padrastro y la madre de Lupita, a quien llamaban así debido a que no tenía un nombre oficial ya que nunca la llevaron al Registro Civil, quisieron deshacerse del cadáver para no ser culpados por el homicidio. 

La envolvieron en una cobija, la trasladaron desde su domicilio en la colonia Agua Azul hasta la avenida Bordo de Xochiaca, en la comunidad de El Sol, donde abandonaron el cuerpo.

Pero un vecino localizó los restos más tarde. La menor estaba encobijada, vestía una sudadera verde, un pantalón rosa y unas calcetitas rojas. Debido a las prendas que portaba la víctima al momento de su localización, popularmente se le denominó “la niña de las calcetitas rojas”.
 
Como ningún familiar reclamó el cuerpo, sin identificar fue sepultado por la FGJEM en un panteón de Naucalpan con el nombre de “Angelita”.

Nueve meses después de los hechos, la madre y el padrastro fueron detenidos por las autoridades ministeriales mexiquenses y se corroboró que Yadira era la madre biológica de Lupita, así como copartícipe en su crimen.

La niña presentaba el síndrome del maltrato infantil. Un día antes de su muerte también fue golpeada por sus agresores, como sucedía con frecuencia.

En septiembre del 2018, Pablo “N” fue sentenciado a 21 años de cárcel por violar a otra de sus hijastras de 14 años de edad, hermana de Lupita.

Familiares de la niña acudieron a la audiencia en la que el juez dio lectura a la sentencia y consideraron que fue justa la pena que se les impuso.

La activista Frida Guerrera, quien ayudó a la familia para encontrar el cuerpo e identificarlo, comentó que la resolución contra los responsables de la muerte de la menor era algo que le debía la Fiscalía mexiquense a la propia víctima.

Fuente: El Imparcial.

Sigue leyendo:

. Encerró a una niña de 4 años en el baño de un McDonald’s y la atacó sexualmente.

. “Nunca volverás a tener hambre”: Una madre a su bebé antes de enterrarlo en estiércol.

. Exigen anular el matrimonio entre un hombre de 28 años y una niña de 9 tras difundir el video de la fiesta.

Le puede interesar: “Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias