El pequeño bebé Lucas Barreiro, de tan solo dos semanas de edad, se estaba asfixiando y rápidamente la oficial de policía Melissa Carey acudió en su ayuda salvándole la vida.

La oportuna intervención de la policía ocurrió en el Restaurante Nikki’s en Danville, Virginia, Estados Unidos, que se hallaba colmado de clientes a la hora del almuerzo, por lo que la camarera Sally Scearce fue quien gritó su nombre al notar la angustia de la familia ante el ahogo del bebé.

“Me levanté y corrí hacia el otro lado de la pared, y la Sra. Atwell estaba allí sosteniendo al bebé Lucas, se lo quité y comencé a realizar la Heimlich”, dijo Carey, según WHSV.

videoinfo__video2.bles.com||96a64ea5b__

[Impactantes imágenes muestran a una madre alejándose de su hijo de 18 meses justo antes de que muera atropellado por un auto]

La maniobra Heimlich es una técnica efectiva para salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento, en ella se comprime el abdomen de una persona atragantada.

La familia no sabe cómo agradecerle a la oficial su intervención, salvadora de la vida del menor de la familia.

“No creo que volviera en mí hasta después, cuando empezó a respirar de nuevo, no puedo describir lo aterrador que fue”, dijo Marilou Atwell, la bisabuela de Lucas.

[“Antes de que seas de otro, serás mía”: violó a su hija quien tenía novio sin permiso]

Por su parte Carey cree que sirvió de medio utilizado por Dios para salvar al bebé, de lo que se siente feliz.

El niño fue conducido al hospital para ser examinado en detalle por los médicos especialistas.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__