Un niño sufre una enfermedad rara que se parece a la varicela y deja a las personas asustadas de tocarlo porque creen que la contraerán.

El cuerpo de Oscar Langham está cubierto de pies a cabeza en una erupción de granos rojos que han empeorado constantemente desde que nació hace 10 meses, e incluso los tiene en la lengua y los globos oculares.

Pero aunque los médicos le diagnosticaron histiocitosis hace casi seis meses, se han quedado desconcertados por su creciente número de granos.

[Una pareja ‘resucita’ una enorme raza de perro de 5.000 años que se creía extinta]

La histiocitosis es un trastorno en el que el cuerpo acumula demasiadas células de Langerhans inmaduras, un tipo de glóbulo blanco que normalmente ayuda al cuerpo a combatir las infecciones. Alrededor de 50 niños en el Reino Unido son diagnosticados cada año.

Una acumulación de estas células puede provocar tumores y daño a los órganos.

Pero si bien el trastorno no es contagioso, los desagradables granos causados ​​por la afección hace que los extraños se alejen de él.

Sus padres, Daniel Langham, de 20 años, y Steph Webster, de 26, están desesperados por obtener algunas respuestas, pero se sabe muy poco sobre la rara enfermedad, y por ahora se les acaba de decir que “esperen lo mejor”, informó el medio local Telegraph.

[Un niño de 4 años sobrevivió milagrosamente después de ser atropellado y arrastrado por una camioneta]

La señora Webster, de Leek, Países Bajos, dijo: “Cuando nació Oscar, tenía algunos granos en su cuerpo”.

“Al principio no nos dimos cuenta de que había algo mal, pensamos que era algo normal, como una erupción cutánea neonatal, pero una partera lo vio y se dio cuenta de que podría haber un problema”.

“Desde entonces, las manchas han empeorado progresivamente”.

“La gente siempre pregunta si tiene varicela, y a menudo lo miran y lo señalan en la calle; la gente no quiere acercarse a él porque creen que podrían contraerla”.

“En Navidad en el Centro Trafford en Manchester, Inglaterra, trataron de evitar que viera a Santa porque pensaban que era contagioso, pero una vez que le expliqué que no era varicela y que no es algo contagioso, se le permitió entrar”.

“A veces me molesta, pero si dejas que todo te moleste, nunca saldrás de la casa, así que tenemos que tolerarlo”.

“La histiocitosis también viene con una gran cantidad de otros problemas: tiene el hígado y el bazo agrandados, su sangre y médula ósea no se reproducen adecuadamente, por lo que tiene recuentos bajos y un sistema inmunitario debilitado, y la afección también puede estar relacionada con cáncer”.

“Los granos en su ojo también podrían comenzar a afectar su visión si se hacen más grandes”.

“En este momento todavía estamos en el limbo, porque no sabemos qué lo está causando, simplemente nos han dicho que esperemos lo mejor”.

Desde que nació en mayo de 2015, Oscar ha tenido innumerables análisis de sangre, transfusiones semanales de sangre y plaquetas, seis pruebas de médula ósea y dos biopsias de piel.

Con solo 11 semanas de edad, comenzó a tener sesiones semanales de quimioterapia, antes de que le diagnosticaran histiocitosis alrededor de las 15 semanas.

La Sra. Webster dijo: “Es muy raro: solo alrededor de 50 niños al año son diagnosticados con esto en el Reino Unido, y casi nunca se sabe que nazca un bebé con granos”.

“Cuando Oscar nació, los médicos del Royal Stoke me dijeron que nunca habían oído hablar de eso antes. Estamos perdidos y necesitamos algunas respuestas sobre lo que está sucediendo y lo que depara el futuro”.

“Él es nuestro primer hijo: mi embarazo transcurrió sin problemas y no tuve ningún problema. Mi madre y un primo fallecieron en las primeras etapas de mi embarazo, así que estaba bastante estresada, pero nada inusual”.

“El niño nació en realidad 16 días tarde, por cesárea de emergencia después de que los médicos indujeran mi parto”.

“Cuando nació, no pensamos sobre sus granos; nunca nos dimos cuenta de que estos podían ser algo serio, pensamos que simplemente se iría superando. Pero solo empeoró a medida que creció”.

“Sin embargo, como se sabe tan poco al respecto, todo lo que podemos hacer ahora es esperar y ver”.

Los padres del pequeño ahora esperan ver a un especialista en histocitosis.

La Sra. Webster afirmó: “Todos cruzan los dedos y esperan que Oscar mejore por su cuenta.

“Se sabe tan poco al respecto que nadie sabe cómo ayudarlo”.

“Más que nada es una preocupación, porque simplemente no sabemos lo que depara el futuro”.

“Tiene manchas en todo el cuerpo, incluso en la lengua y los globos oculares, lo que me hace preocuparme por lo que sucede dentro de él”.

“Pero es un bebé tan feliz que no deja que eso lo moleste en absoluto”.

“Mientras esté feliz y saludable, no nos importa cómo se vea por fuera. Solo queremos encontrar algunas respuestas”.

La pediatra consultora del Hospital Royal Stoke University, Dra. Sarah Thompson, explicó: “El pequeño Oscar tiene una versión rara de una afección que ya es muy rara.

“Ha sido tratado con una combinación de quimioterapia y esteroides, pero desafortunadamente su condición se ha mantenido”.

“Estamos a la espera de una opinión especializada del experto nacional y Oscar sigue siendo monitoreado en el Hospital Royal Stoke University”.

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias