El acusado Sitaram Oraon, del estado de Chhattisgarh, en India, permanecía con su madre y con frecuencia la fastidiaba por dinero para comprar alcohol.

Cuando ella se negó, la golpeó en un ataque de ira con un arma afilada que le destrozó la cabeza y luego le sacó el cerebro para freírlo y comérselo.

El acusado era un alcohólico severo y es oriundo del estado de Chhattisgar, en el este de India, informó el medio local Times of India.

[Mató a sus cuatro hijos y luego intentó suicidarse lanzándose desde un puente en Bolivia]

Si bien se podría decir que estaba en estado de embriaguez cuando cometió el crimen y, por lo tanto, no en sus sentidos, todavía no es excusa para la naturaleza cobarde del crimen. Tampoco se sabe si tenía una enfermedad mental.

Oraon se estaba quedando con su madre en la aldea de Botalda, en el distrito de Kharsia de Raigarh. Tampoco parecía estar empleado por lo que a menudo le pedía dinero a su madre para comprar su dosis diaria de alcohol.

[Después de 2381 días de rechazo, el triste perro se restringió a un rincón solitario del refugio hasta que un joven lo salvó]

Según los informes, ella le daba dinero de vez en cuando. Sin embargo, el día en que Oraon cometió el crimen, su madre simplemente se negó a darle dinero y se rumoreaba que esa era la razón por la que la mató.

Primero la golpeó con un objeto afilado y luego la asesinó. Luego, le abrió el cráneo y le sacó el cerebro.

Seguidamente, frió su cerebro en una sartén con la intención de comérselo. Antes de que pudiera comerlo, la esposa de su hermano menor llegó a la casa.

Cuando Oraon vio a su cuñada, huyó de su casa y corrió. Ella, a su vez, informó a su esposo quien le avisó a la policía. También se presentó una denuncia ante ellos y se llevó a cabo una búsqueda del asesino.

Los policías no tardaron mucho en encontrarlo escondido en su localidad aún con su ropa empapada en la sangre de su madre. El acusado admitió su crimen cuando fue interrogado.

La policía también afirmó que es mentalmente inestable. Sin embargo, esto requerirá un examen médico exhaustivo para corroborarlo.

El hermano menor de Oraon dijo que había intentado convencer a su hermano de que dejara de beber, pero no había señales de que fuera a mejorar.

Oraon también peleaba a menudo con su hermano, a veces sin razón alguna. Su hermano menor y su esposa habían estado viviendo con su madre y Oraon, pero pronto se mudaron de la casa hartos de las constantes peleas.

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias