Redacción Bles – Un hombre británico, quien había sido sentenciado a 21 años de prisión, ahora es cocinero en Broadmoor, el hospital psiquiátrico más seguro de Gran Bretaña, Reino Unido, según informó Mirror el 31 de agosto.

Graham Fisher, de 46 años, cumple una condena por matar a dos mujeres y comerse la carne de una de ellas.

Su primer crimen se remonta a 1988. Fisher estranguló a su vecina Clare Letchford, de 40 años, y le mutiló el brazo para comerse su carne en la ciudad de Hastings, en el condado de Sussex.

[El video que grabó la candidata Karina García horas antes de ser masacrada junto a su mamá]

Ocho días más tarde, acabó con la vida de una anciana de 75 años, Beryl O’Connor, a quien también estranguló.

En 2008, Fisher confesó ese doble homicidio mientras se encontraba internado en Broadmoor por agredir sexualmente a punta de cuchillo a dos estudiantes de origen español.

[Una niña de 2 años gritaba de agonía cuando el novio de su madre la torturó, violó y asesinó]

El hombre fue descrito por los fiscales como un sádico sexual. Las respectivas pericias demostraron que el hombre padece demencia criminal, por lo que fue ingresado a la clínica psiquiátrica en lugar de cumplir sentencia en la cárcel.

En su estadía en el psiquiátrico, el sujeto le había escrito una carta a un amigo expresándole sus esperanzas de encontrar un trabajo de cocinero para conseguir “ayudar a las personas a través del trauma“.

Sigue leyendo:

.El indignante momento en que un joven doblega a un gato forzándolo a fumar.

.Murió en la cárcel esperando el juicio por la muerte de un bebé encontrado en un congelador.

.La brutal doble cornada que recibió el torero peruano Joaquín Galdós.

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__