Un joven suboficial de la Policía de la Provincia de Salta fue asistido en el hospital de Tartagal, al norte de Argentina, luego de intervenir en la captura de un ladrón, que tras dar un golpe en un conocido salón huyó hacia el monte para evitar que lo detuvieran. El sujeto había reducido al vigilante del lugar, quien brindó las características del delincuente.

Fuentes de la ciudad de Tartagal graficaron que el uniformado halló finalmente al maleante guarecido en medio de la vegetación de un monte cercano al lugar donde había ingresado, blandiendo un arma blanca.

El efectivo no había advertido que el sujeto lo esperaba armado con un machete de pelar caña, y menos que iba a presentar batalla para no ser detenido.

El sospechoso no hizo caso a la voz de alto y tampoco quiso entregarse, trabándose en una lucha salvaje con el policía, que recibió un par de planazos y una herida cortante, además -dice la fuente- que en la lucha por desarmar al sujeto en la rodada el policía sufrió la fractura de la clavícula y una lesión ósea en uno de sus brazos.

Aún así logró desarmar al agresor y reducirlo hasta la llegada de otros policías, que pudieron esposarlo y conducirlo hacia la comisaría de la ciudad de Tartagal.

El sujeto quedó imputado por el fiscal de turno por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad y lesiones.

Fuente: El Tribuno.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Últimas noticias