Un video de un interrogatorio de la policía que muestra a una animadora adolescente que confesó haber “apretado” a su bebé, posiblemente hasta la muerte, y luego prenderlo fuego con un encendedor, fue reproducido en el juicio de asesinato el lunes. 

Brooke Skylar Richardson, que ahora tiene 20 años, está siendo juzgada en Lebanon, Ohio, EE.UU., por presuntamente haber asesinado a su bebé en mayo de 2017 y haberla enterrado en su patio trasero. 

Skylar, como se la conoce, tenía 18 años en ese momento y no le había dicho a nadie que estaba embarazada, ni siquiera al padre adolescente de la bebé con quien había tenido una breve aventura. Declaró que la bebé nació muerta y que la dio a luz en medio de la noche en el baño mientras sus padres dormían. 

[Una enfermera relata el sufrimiento de los bebés nacidos vivos después de abortos fallidos en EE. UU.]

Sin embargo, los fiscales dicen que mató a la bebé y luego prendió fuego a su pequeño cadáver para tratar de ocultar que había dado a luz. 

Fue arrestada en julio después de confesar a un ginecólogo que había tenido a la bebé, a quien llamó Annabelle, y que la había enterrado en su patio trasero, informó Daily Mail.

En su primera entrevista, la adolescente dijo que no había cordón umbilical unido al bebé. No fue acusada ni arrestada. 

Pero seis días después, fue entrevistada de nuevo luego de que el patólogo informara su hipótesis de que la bebé había sido quemada.

[Por conducir ebrio su novia murió, y luego se burló en el funeral de la familia de la adolescente]

Al comienzo de esa entrevista de dos horas, la joven dijo que el cordón umbilical estaba envuelto alrededor del cuello de la bebé cuando nació. Luego dijo que creía que tal vez podría haber matado accidentalmente a la niña al ‘apretarla’ demasiado fuerte. 

“Creo que es posible que la haya matado”. 

“Creí que no respiraba… yo (inaudible)… la apreté demasiado fuerte. No pensé que iba a matarla. No la maté a propósito. La amaba”, dijo.  

Le preguntaron si la bebé había hecho algún ruido y respondió: “Quizás un poco de ruido, un gorgoteo, pero no sabía si eso significaba algo. Puede que se haya movido, pero no miré en seguida, estaba en shock”.

Los detectives le preguntaron sobre el “fuego”.

“Sabemos lo que pasó, solo tienes que decirlo… sabemos que hubo fuego”, dijo uno. 

Después de negar repetidamente que había quemado a la bebé, Skylar declaró que acercó un encendedor a una de las piernas de la niña, pero se detuvo cuando se dio cuenta de que lo que estaba haciendo estaba “mal”.

Los fiscales también mostraron una fotografía de la habitación de Skylar donde dijeron que un pedazo de alfombra (marcada con un círculo) había sido “limpiada”.

Sus abogados dicen que la confesión no prueba nada y que fue coaccionada. 

Después de que la joven reconoció lo que había sucedido, los detectives la felicitaron por ser “tan honesta” y “decir la verdad”.

Al final de la entrevista, la entonces adolescente preguntó nerviosamente cómo era la cárcel y si tendría que compartir una celda. 

Sus padres entraron en la habitación, la abrazaron y le preguntaron qué había pasado. 

Su padre le preguntó: “Cariño, solo dinos qué está pasando, dicen que tú tienes que contarnos porque tienes 18 años”. 

Ella respondió: “Intenté quemar a la bebé”.

Su padre, horrorizado, le contestó: “¿Intentaste incinerar a la bebé?… Diste a luz a un bebé vivo, ¿eso es lo que estás diciendo?”. 

Skylar respondió: “Sí, yo… No estaba segura”. 

Y el padre le dijo: “Definitivamente tienes que irte. Ahora tienes que ir a la cárcel”. 

Hasta ahora, los fiscales no han podido probar que la bebé estaba vivo cuando nació. 

La semana pasada, el patólogo que determinó que la muerte fue un homicidio admitió ante el tribunal que tomó esa decisión basándose en los comentarios de Skylar en la entrevista. 

Pero los fiscales dicen que otras pruebas, incluyendo los mensajes de texto que la joven envió a su madre después de dar a luz, prueban que la quería muerta. 

Un mensaje de texto que le envió a su madre pocas horas después del nacimiento decía: “¡Oh, Dios mío! ¡Mi vientre ha vuelto!”. 

Dijo que estaba tan contenta que no tenía palabras. 

Su madre no sabía que había estado embarazada o que había dado a luz. Los abogados defensores de Skylar dicen que el texto no demuestra nada más que su deseo de complacer a su madre siendo delgada. 

Dicen que tiene antecedentes de trastornos alimentarios y que su madre era dura con ella cuando se trataba de la imagen. 

Sigue leyendo:

. Padre de 26 años se ahorcó en medio de una amarga batalla con su ex pareja por las visitas a su hija de 5 años.

. “Aguantó la risa” durante el juicio el adolescente que violó y asesinó a una niña de seis años en Escocia.

. Bebé de tres meses murió tras presunto abuso sexual.

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias