En Elko, Nevada, EE.UU., un niño de 16 años sufrió graves heridas en la cabeza a manos de un matón el 17 de enero.

Neo Hobbs fue víctima de este joven durante varios meses y estaba aterrorizado de ir a la escuela.

El individuo o individuos responsables de este grotesco acto de violencia aún no han sido revelados, mientras que la escuela parece estar haciendo todo lo que está en su poder para minimizar el incidente.

La familia de Neo quedó devastada y dijo a Fox News que el matón es el responsable de la condición crítica de su hijo.

[Cisnes negros en China “lloran” después de que un hombre les robó y pisoteó sus huevos]

Mientras que el Distrito Escolar de Elko confirmó que hubo un incidente que se desarrolló en la Escuela Secundaria Elko, el superintendente del distrito escolar cautelosamente sostuvo que fue solo una confrontación entre dos estudiantes. En su versión, la pelea solo incluyó puñetazos y una caída. 

Los médicos insistieron en que “tuvo que haber sido golpeado con algo”. La gravedad de las heridas de Neo no pueden ser el resultado de una simple caída o pelea a puñetazos.

[La desgarradora foto que muestra a una perra en un refugio dando su último paseo hacia su propia muerte]

El cráneo fue gravemente fracturado y su cerebro quedó magullado y sangrando. Además, la fuerza del impacto fue tan intensa que su cerebro incluso se movió dentro de su cráneo.

Para entender lo que realmente sucedió, habrá que esperar a que Neo recupere su función cerebral y revele la verdad. El pobre niño está en coma después del horrible incidente.

Actualmente está recibiendo tratamiento y se recupera lentamente en el Primary Children’s Hospital en Salt Lake City, Utah.

Su angustiada madre, Sandra Davidson, le dijo a Fox 13 News que su hijo se quejaba a menudo del continuo hostigamiento que tenía que soportar en la escuela.

La madre declaró con lágrimas en los ojos: “Este muchacho decía cosas sobre él, y yo le dije a Neo: ‘Solo ignóralo’. Y él me respondió: “Eso hago, mamá. Lo mejor que puedo”.

También contó lo aterrorizado que estaba su hijo por este estudiante violento. La madre le suplicó que le permitiera ir a las autoridades de la escuela e intervenir, pero Neo insistió en que las cosas se pondrían mucho peor si hacía eso y que el acosador sería incitado a atacarlo con más fuerza.

El día del incidente, Sandra recibió una llamada de la escuela donde le dijeron que Neo estaba malherido y que había que llevarlo a un hospital. “Todo lo que sé es que fue golpeado”, dijo la madre.

Una tomografía computarizada reveló que el cerebro de Neo estaba sangrando y fue llevado rápidamente a Salt Lake City para una cirugía cerebral. 

Pasaron 12 días en la UCI antes de ser trasladado a la unidad de trauma del Primary Children’s Hospital. Estuvo en coma hasta el 27 de enero. Va a ser un largo y difícil camino de recuperación para Neo, pero su familia tiene esperanzas.

Afortunadamente, el joven está mejorando. Mientras tanto, la policía de Elko está investigando el incidente y tratando de reconstruir lo que pasó.

Lo último que se sabe de Neo es de una publicación del 5 de marzo en su Facebook en que le comparte con sus amigos que sigue recuperándose, pero no ha dado declaraciones aún de lo que realmente pasó ese trágico día.

Pasarán varios meses antes de que la familia de Neo pueda llevarlo a casa. Su madre explicó: “Tiene que hacer mucha fisioterapia. Tiene que aprender a caminar, hablar, cepillarse los dientes y alimentarse. Tiene que aprender todo eso de nuevo”.

Es profundamente triste que un niño tan cerca de terminar la escuela haya tenido que ser sometido a este tipo de brutalidad que lo ha dejado inmóvil e incapaz de comunicarse. 

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias