Redacción BLes– Una mujer afroamericana derramó pintura negra sobre las letras amarillas del letrero “Black Lives Matter” [La vidas de los negros importan] en Nueva York, mientras gritaba: “No les importan las vidas de los negros”, y otras consignas en rechazo de ese movimiento.

“A ustedes no les importan las vidas de los negros. Quiten su letrero. A ustedes no les importa la vida de los negros. ¡Reembolsen a la policía!” gritó Bevelyn Beatty el 18 de julio en un intento por demostrar su desacuerdo con la manipulación del movimiento Black Lives Matter, según Townhall.

El empresario y activista Mike Coudrey, quien publicó el video del rechazo de Beatty, considera que la acción evidencia que el movimiento es manipulado por sus líderes, ignorando lo que realmente importa a los afroamericanos.

“Los negros se están levantando contra Black Lives Matter, dándose cuenta de que el control central del movimiento es liderado por personas que intentan controlar y manipular sus pensamientos y acciones. ‘No apoyamos a Black Lives Matter’”, explicó Coudrey en su tuit.

La interpretación de Coudrey coincide con las de varios analistas del movimiento que resurgió a partir la muerte del afroamericano George Floyd, ocurrida bajo vigilancia policial el 25 de mayo, en Mineápolis, Minesota, EE. UU.

A partir de este hecho se iniciaron innumerables disturbios en muchas ciudades de Estados Unidos, que causaron gran destrucción y una fuerte iniciativa hacia el revisionismo histórico sobre la discriminación de los afrodescendientes y la esclavitud en el país.

Diversas fuentes coinciden en que los destrozos fueron promovidos por miembros del movimiento Antifa, considerado terrorista, con amplia participación de izquierdistas blancos y financiados aparentemente por el especulador internacional George Soros y aprovechado políticamente por los demócratas.

Es en este contexto en el que se critica fuertemente la desviación del movimiento al que los medios masivos presentan como pacífico y con base en el cual los demócratas quitaron financiación a la policía y piden que se desfináncie aún más, a pesar del desmesurado aumento de la criminalidad que esto genera.

“No. Están mintiendo. No nos quedamos con Black Lives Matter. Queremos a nuestra policía. ¡Reembolsar a nuestra policía! ¡Reembolsar a nuestra policía!”, fue el mensaje que Beatty gritó insistentemente en este y en otros dos actos de rechazo a los murales que hacían propaganda al movimiento protegido por el alcalde demócrata de Nueva York, Bill de Blasio, quien ordenó a la policía su protección.  

El movimiento Black Lives Matter comenzó en 2013 por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin a causa de un disparo, y se reactiva cada vez que otro de ellos muere en circunstancias similares. Alcanzó dimensiones internacionales.

José Hermosa-BLes.com