CINCINNATI, Estados Unidos – Gabriel Taye fue objeto de más intimidación en la Escuela Carson el día en que el estudiante de tercer grado se suicidó en 2017, declararon sus abogados en la corte el miércoles.

“Dos estudiantes abordaron a Gabriel en el baño de los niños, tomaron la botella de agua suya e intentaron tirarla por un inodoro frente a él”, escribieron los abogados. “Gabriel se lo comentó a su maestro”.

Los abogados de Taye, que están demandando a las Escuelas Públicas de Cincinnati y a las autoridades escolares en la corte federal, afirman que el niño de 8 años se fue a casa después del ataque del 27 de enero e inmediatamente se ahorcó.

“El distrito escolar todavía, tres años después, no nos ha dicho lo que pasó”, dijo Jennifer Branch, abogada de la sucesión de Taye.

Dos días antes, un estudiante dejó inconsciente a Taye tas haberle dado una golpiza en el baño de la escuela, afirma Branch.

Ese ataque fue capturado por una cámara de vigilancia de la escuela, y Branch dice que Taye estuvo tendido indefenso en el suelo durante siete minutos después.

La demanda de la familia alega que las autoridades de la escuela encubrieron el ataque y la “intimidación desenfrenada” en la escuela.

Branch dijo que quieren que los funcionarios de Carson digan lo que saben sobre el ataque del 27 de enero y más.

“Lo que el director sabía, lo que el subdirector sabía sobre cómo fue intimidado y cómo lo lastimaron en la Escuela Primaria Carson”, dijo Branch.

“No guardaron el video de ese incidente en el baño, y no sabemos quiénes eran los chicos que estaban involucrados”, dijo Branch.

Los abogados de los SPI están pidiendo al Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito de los EE. UU. que desestime las demandas por homicidio culposo contra el director y el subdirector en ese momento. Se negó un intento anterior de desestimar todo el caso.

Los abogados dicen que permitir que el caso siga adelante abre a las escuelas y a las autoridades escolares a una amplia responsabilidad por conductas fuera de su control.

El establecimiento educativo argumentó: “Esperen, no dejen que este caso siga adelante… nos demandarán todo el tiempo”, contó Branch.

La policía investigó la muerte de Taye pero no presentó cargos. Después de ver el video, el forense del condado de Hamilton, Dr. Lakshmi Sammarco, revisó la autopsia inicial que no tenía relación con el acoso.

En julio de 2017, Sammarco puso fin a la investigación sin añadir mención de la intimidación a su certificado de defunción.

Dos días después, la Oficina del Fiscal del Condado de Hamilton anunció que no se presentarían cargos.

La demanda nombra como demandados a la Junta de Educación de Cincinnati, desde que se jubiló la Superintendente Mary Ronan, la Directora Ruthenia Jackson y el Subdirector Jeffrey McKenzie.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Últimas noticias