Redacción BLesLa Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP por sus siglas en inglés) publicó esta semana las últimas estadísticas operativas y preocupa el aumento exponencial del ingreso de la droga fentanilo por la frontera Sur. La cantidad de fentanilo incautada durante los primeros meses del año fiscal 2021 ya es más alta que la de todo el año fiscal 2020.

La CBP ha incautado más de 2.200 kilogramos (5.000 libras) de fentanilo desde el 1 de octubre de 2020, aseguró el comisionado interino de CBP, Troy Miller, según un comunicado de prensa oficial.

“Estamos viendo un aumento dramático en las incautaciones de fentanilo este año fiscal, más del 360 por ciento más que en esta época el año pasado”, dijo Miller.

“Las incautaciones de drogas en todo el país aumentaron un 50 por ciento en febrero con respecto a enero. Los decomisos de cocaína aumentaron un 13 por ciento, las incautaciones de metanfetamina aumentaron un 40 por ciento y las de heroína aumentaron un 48 por ciento”.

El fentanilo es un opioide sintético de alta toxicidad, el cual es atribuido a la creciente tasa de mortalidad por sobredosis de drogas en los Estados Unidos. La materia prima proviene generalmente de China, y luego es procesada y fabricada en México desde donde se exporta al resto del mundo, principalmente Estados Unidos.

Los químicos primarios provenientes de China se mezclan con otros narcóticos para aumentar la potencia y luego se comprime en pastillas comúnmente conocidas como “oxys mexicanos”.

Si bien preocupa el aumento en la cantidad de narcóticos incautados, preocupa aún más saber que puede estar entrando mucho más debido a la cantidad de gente que está ingresando de forma ilegal a los Estados Unidos, tras la política  de fronteras abiertas planteada por Biden.

Le recomendamos:

La administración Biden ha dicho que no hay crisis en la frontera, y a través del discurso insta a los migrantes potenciales a que no ingresen ilegalmente. Pero los últimos números de cruces ilegales muestran que febrero alcanzó el máximo en los últimos 14 meses con más de 100.000 detenciones de la Patrulla Fronteriza.

Los Ángeles sigue siendo uno de los principales objetivos de los cárteles de la droga mexicanos que alimentan el aumento del fentanilo en los Estados Unidos, se desprende del informe presentado por la CBP.

“Mientras que la pandemia de COVID-19 azota a esta nación, también lo hacen las organizaciones criminales transnacionales y las pandillas callejeras violentas, ajustándose a las restricciones pandémicas para inundar nuestras comunidades con drogas peligrosas”, aseguró el administrador interino de la DEA, D. Christopher Evans..

“La DEA y nuestros socios locales, estatales y federales continúan adaptándose al panorama en constante cambio, permaneciendo enfocados en las amenazas actuales y mirando hacia el horizonte en busca de amenazas emergentes”.

Tanto el aumento en las incautaciones como el aumento en las detenciones de inmigrantes ilegales, no son simplemente el reflejo de un buen trabajo realizado por las fuerzas de seguridad, sino de un creciente flujo de personas ingresando por la frontera Sur que por lógica, provocan un aumento proporcional de incautaciones y detenciones de inmigrantes ilegales.

Andrés Vacca – BLes.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.