Una mujer de Florida, Estados Unidos, es acusada de negligencia a principios de esta semana por dejar a sus tres hijos solos en un autobús durante la noche antes de ir a fumar marihuana en un barco.

Andrea L. Kerins, de 33 años, fue acusada de tres cargos de negligencia infantil por dejar a sus hijos, de 3, 6 y 9 años de edad, desatendidos en un mini-bus antes de salir por la noche a fumar marihuana en un barco, según un comunicado de prensa del Departamento de Policía de Gulfport.

Un oficial del departamento en patrulla rutinaria vio el mini-bus en un estacionamiento municipal de la playa el jueves por la mañana temprano.

Después de inspeccionar el vehículo, encontró a los niños dentro. Le dijeron al oficial que su madre se había ido aproximadamente a las 9 p.m. el miércoles por la noche para salir en un bote.

La patrulla marítima de la ciudad sondeó los barcos cercanos y encontró a Kerins en un barco en el que dijo que tenía la intención de pasar la noche.

El barco pertenecía a Yuri Radzibaba, de 46 años, que es uno de los amigos de Kerins, dijo el departamento de policía a NBC News. Kerins había estado fumando marihuana.

Dentro del mini-bus, las autoridades encontraron un tanque de propano y un balde de cinco galones que serviría como un inodoro improvisado.

También encontraron una caja de alimentos, en su mayoría perecederos, que no habían sido refrigerados. Los niños no tenían acceso a un teléfono en caso de emergencia.

La compañía cuyo nombre estaba en el autobús, Meg’s Playhouse and School, parece estar permanentemente cerrada. Tenía su sede en Gallatin, Tennessee.

La última dirección conocida de Kerins fue en Lafayette, Tennessee, aproximadamente a 30 millas del preescolar, pero las autoridades no creen que estuviera afiliada al preescolar.

Fuente: Miami Diario.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Ad will display in 09 seconds