La familia de una mujer que falleció presuntamente por una infección causada por la extracción de un molar se ha querellado contra el dentista que realizó la intervención en Palma de Mallorca en España durante el verano de 2018. La víctima, de 55 años, falleció un mes y 20 días después de la operación.

Los familiares de la fallecida han interpuesto una querella por un delito de homicidio por imprudencia contra el dentista que la atendió, según ha informado el diario Última hora.

Los hechos ocurrieron en la capital balear en el verano de 2018, cuando la víctima acudió a la consulta del facultativo para la extracción de un molar de la parte derecha de la boca que se rompió y quedó un trozo sin sacar. Este fragmento de la pieza sin extraer le produjo, de acuerdo con la querella, “unos dolores insoportables” que la obligaron a regresar al dentista el 3 de agosto.

De vuelta en la consulta, el dentista confirmó a la mujer que había quedado un fragmento sin sacar y, por “impericia o torpeza”, según la querella, lo dejó sin extraer. Esto “resultó el foco de infección que acabó con la vida de la paciente”, de acuerdo con el escrito, que recoge que el facultativo no tomó ninguna medida para evitar una posible infección.

El 16 de septiembre, la fallecida viajó a la localidad castellonense de Fuentes de Ayodar a visitar a su madre y allí acudió al centro de salud aquejada de fuertes dolores. Una semana después, el 23 del mismo mes, fue a urgencias “con la cara hinchada y deformada”, donde falleció a causa de un “fallo multiorgánico”.

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds