El desesperado novio de una mujer que desapareció hace tres días con su hija de dos semanas ha apelado a su regreso.

Heidi Broussard, de 33 años, y su hija Margot, de dos semanas de edad, fueron vistas por última vez el jueves por la mañana cuando la madre llevaba a su hijo a la escuela primaria Cowan en Austin, Texas, EE. UU., dijo la policía.

Ambos estaban en la escuela alrededor de las 7:30 de la mañana, según un informe de personas desaparecidas. Una imagen publicada por la policía muestra a la madre vestida con una camisa púrpura mientras ella estaba todavía en la escuela, unos 20 minutos después, según reporta Daly Mail.

“Se cree que Heidi y Margot han regresado a su residencia cerca de West William Cannon y South First Street, pero desde entonces no han sido vistas ni escuchadas”, dice la policía en el informe de la persona desaparecida.

El novio de la madre y padre de sus hijos, Shane Carey, le dijo a KVUE que las pertenencias del dúo, así como su auto, fueron dejadas atrás.

“No sé por qué alguien haría daño o tocaría a estas dos hermosas mujeres juntas”, dijo Carey a la agencia de noticias.

“Ella es una persona increíble”, dijo el padre. Tiene un apoyo increíble, con amigos detrás de ella. Es tan amable – una de las mejores personas que he conocido, tan amable, y hace cualquier cosa por sus hijos – una de las mejores mamás”.

El emotivo padre dijo que había ido a trabajar a eso de las 8 de la mañana y que esa fue “la última vez que hablé con ella”.

Ella y el bebé no estaban en ningún lugar cuando él dice que llegó a casa alrededor de las 2 de la tarde. Fue entonces cuando el padre dice que también recibió una llamada de la escuela diciendo que su hijo no fue recogido después de clase.

Después de recoger al niño él mismo, el padre regresó a casa y aún así encontró a la madre y a la hija desaparecidas, y llamó a la policía.

“Si ves a una mamá increíble con un bebé caminando por ahí o en una camioneta, un auto o cualquier cosa sospechosa, por favor, que alguien llame”, dijo Carey a KEYE, mientras se detenía en una tienda de T-Mobile el viernes con la esperanza de obtener los registros de los teléfonos celulares de la mamá.

El padre suplicó con lágrimas en una entrevista con la agencia de noticias que la madre “volviera a casa”.

“Te quiero, te quiero. Por favor, vuelve a casa. “Te extrañamos”, dice.

A cualquier persona con información se le pide que llame a la policía marcando 911 en Austin, o directamente al (512) 974-5017.

Te puede interesar: Los 36 occidentales que viajaron a China a defender su fe

videoinfo__video2.bles.com||aa0e691de__

Ad will display in 09 seconds