El matrimonio, entre un hombre de negocios estadounidense de 77 años y una mujer de 26, quedó al descubierto luego que se diera a conocer una estafa que intentó concretar ella, quien quiso robar un monto de un millón de dólares a su marido.

Según detalla el medio Miami Herald, Richard Rappaport es un empresario del rubro médico de la ciudad de Tampa (Florida), quien se casó con una mujer llamada Lin Helena Halfon en agosto pasado. En un inicio la unión parecía ser normal.

No obstante, este romance comenzó a desvanecerse cuando a fines de noviembre ella quiso realizar una transacción a espaldas de su marido.

De acuerdo al detalle del citado medio, en ese entonces Halfon llegó hasta un negocio llamado Amscot, donde pagan documentos a efectivo, para conseguir la suma de un millón de dólares por medio de un cheque firmado por su esposo.

Desde la empresa se negaron a realizar la transacción, indicando que para montos tan altos como ése el titular de la cuenta bancaria debía estar presente. No obstante, ella habría estado desesperada por cobrar el dinero.

Fue así como volvió al día siguiente a la compañía con una oferta: 100 mil dólares en concepto de comisión. Junto con eso, Halfon sostuvo que necesitaba ese dinero para comprarle un yate a su marido para Navidad. Sin embargo, los ejecutivos no creyeron esto y se rehusaron a realizar la transacción.

La situación pasaría a ser desesperada para la mujer, quien acudió a otras tres sucursales de Tampa a intentar obtener el efectivo. Pero en esas ocasiones ocupó tres documentos de cambio válidos por 333.333 dólares (en total un millón de dólares).

Fue por eso que desde Amscot notificaron a la policía sobre el actuar de Lin Helena, quienes a su vez citaron a declarar al propio Richard Rappaport.

El hombre aseguró que no estaba enterado de los movimientos que realizaba su mujer, aunque en ese momento le otorgó “el beneficio de la duda”.

Pese a la investigación en su contra, a comienzos de diciembre la joven acudió a un pueblo distante a 180 kilómetros de Tampa. Allí pudo cambiar dos documentos y quedarse con 666 mil dólares, pero la policía fue notificada del hecho.

Fue así como los oficiales volvieron a consultar a Rappaport respecto a las acciones que realizó su cónyuge. En ese momento el empresario reconoció sentirse estafado, aunque pidió que no la deportaran, ya que era inmigrante proveniente de Israel.

Lin Helena Halfon fue detenida el pasado 10 de diciembre y será juzgada por lavado de dinero, organización para cometer fraude y explotación de una persona mayor.

La policía profundizó la investigación en los últimos días, descubriendo que si bien ambos estaban casados por ley no compartían un hogar en común. A eso se sumaba que el empresario pagaba todas las cuentas de su esposa.

Por otro lado la exesposa de Richard y su hija, Dayna Titus, indicaron que desconocían que el hombre se había casado por segunda vez.

Fuente: BioBioChile.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds