Una madre acusada de asesinar a sus dos hijas al dejarlas en un coche caliente estacionado fuera de su casa permanecerá entre rejas para Navidad, informó Daily Mail.

Kerri-Ann Conley se enfrentó al tribunal el miércoles dos semanas después de que Darcey-Helen, de dos años, y Chloe-Ann, de uno, murieran fuera de la casa de Logan, al sur de Brisbane, Australia.

La madre de 27 años de edad no compareció en el Tribunal de Primera Instancia de Beenleigh y permaneció en prisión preventiva hasta su próxima audiencia el 11 de marzo de 2020.

Los paramédicos fueron llamados a la casa de la familia el 23 de noviembre, pero no pudieron revivir a las hermanas, que murieron en la escena por lesiones por calor extremo.

Conley es la primera persona en ser acusada de asesinato en una nueva categoría de Queensland, que incluye ‘indiferencia imprudente hacia la vida humana’.

También fue acusada de poseer utensilios para marihuana y drogas. Aún no se ha declarado culpable.

La policía alega que después de meter a sus dos hijas pequeñas en el coche para jugar a las 6:30 de la mañana (hora local), Conley se desmayó dentro de su casa, dejando a las pequeñas solas hasta morir.

En el momento en que fueron descubiertas, las hermanas supuestamente habían estado dentro del auto por hasta siete horas.

Se estimó que las temperaturas en el interior de la camioneta alcanzaron los 70°C y 31°C en el exterior.

Después de encontrar a Darcey y Chloe dentro del auto, Conley les dio un baño frío para tratar de enfriarlas, dijeron los testigos.

Los testigos dijeron que cuando vieron que se llevaban a las dos niñas de la casa, asumieron que se habían ahogado porque estaban cubiertas de agua.

La Primera Ministra de Queensland, Annastacia Palaszcuk, confirmó que Conley y sus hijas eran conocidas por el Departamento de Seguridad Infantil.

El padre de Darcey-Helen ha exigido una investigación pública completa sobre la muerte de las dos niñas.

“Quiero que los responsables de la inacción que llevó a mis hijas a estar expuestas a la situación en la que se encontraban sean considerados responsables”, dijo el mes pasado.

“Quiero que se sepa la verdad. La comunidad tiene derecho a saber”.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Últimas noticias