Spencer Elden, protagonista de la icónica portada, acusó que el uso de su imagen siendo niño le ha causado un «daño de por vida». Sin embargo, esto no es lo que ha declarado a la prensa años atrás.

Tras décadas de su estreno, el icónico disco de Nirvana, Nevermind, sigue dando de qué hablar. Spencer Elden, el bebé protagonista de su portada, demandó este martes a la banda por «pornografía infantil». Según el joven, quien ahora tiene 30 años, sus padres nunca firmaron un documento que autorizara el uso de su imagen. Asimismo, aseveró que esta constituye una «explotación sexual» y que debido a esto «ha sufrido y seguirá sufriendo daños de por vida».

En la carátula del emblemático álbum, aparece Elden con cuatro meses, nadando desnudo en una piscina. En ella se ve también cómo el bebé intenta atrapar un billete de un dólar que pende de un hilo de pescar. De acuerdo al abogado del demandante, Robert Y. Lewis, este detalle no es irrelevante, ya que hace que el menor parezca «un trabajador sexual».

Por otra parte, los querellantes afirman que el grupo musical buscó «promocionar la pornografía infantil de manera intencional y comercial». Además de «hacer uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer».

De este modo, Elden reclama «daños y perjuicios» por una suma de 150.000 dólares por cada uno de los 15 acusados. Entre ellos figuran los miembros sobrevivientes de la banda, Dave Grohl y Krist Novoselic. Además del administrador de la propiedad de Kurt Cobain; la exesposa de Cobain, Courtney Love; y el fotógrafo Kirk Weddle.

Hasta el momento, los representantes de Nirvana y sus sellos discográficos no han respondido a la demanda interpuesta ante los tribunales de California.

Elden y sus contradicciones

Las declaraciones del «niño rostro» de Nevermind son confusas. El ahora demandante del álbum, recreó la portada del disco en varias ocasiones cuando era adolescente y adulto, siempre vistiendo un traje de baño. Así lo hizo para conmemorar los aniversarios 10, 20 y 25 del reconocido LP de grunge.

Sin embargo, en ciertas oportunidades ha expresado ambivalencia sobre la sesión de fotos. En 2016 por ejemplo, declaró a la revista Time que «se molestó un poco» por su notoriedad a medida que crecía. «Me desperté de repente ya siendo parte de este gran proyecto. Es bastante difícil, sientes que eres famoso por nada», señaló a la publicación estadounidense.

Por otra parte, aseguró que «es difícil no enojarse cuando escuchas de cuánto dinero se trataba», afirmó durante la entrevista. «[Cuando] voy a un juego de béisbol y pienso: ‘Hombre, todos en este juego de béisbol probablemente han visto mi pene de bebé’, siento que me revocaron parte de mis derechos humanos», afirmó la cara visible de Nevermind.

También le recomendamos: El régimen chino defiende la política de los talibanes contra la mujer (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Recientemente, Elder denunció que la exposición de su fotografía le ha causado «angustia emocional extrema y permanente». Así como «interferencia con su desarrollo normal y progreso educativo» y «tratamiento médico y psicológico».

No obstante, esto no es lo que ha manifestado en los medios. «Siempre ha sido algo positivo y me ha abierto las puertas», reveló hace seis años al periódico británico The Guardian. «Ahora tengo 23 años y soy artista. Esta historia me dio la oportunidad de trabajar con Shepard Fairey durante cinco años, lo cual fue una experiencia increíble», expresó aquella vez. «Es un gran conocedor de la música: cuando escuchó que yo era el bebé Nirvana, pensó que eso era genial», sostuvo Elder.

María José Olea Álvarez – Panampost.com

Temas: