Ideas atemporales de algunos de los mejores pensadores de la historia de la economía.

Hay un puñado de libros de economía que todo el mundo debería leer.

*Economía en una Lección y *Libre para Elegir, las obras clásicas escritas por Henry Hazlitt y Milton Friedman, respectivamente, están en esa lista. Uno personalmente favorito es *Economía Básica de Thomas Sowell, un libro que despertó mi propio interés por la economía hace muchos años.

Desde *La Riqueza de las Naciones (1776) hasta *Freakonomics (2005), hay muchas y más obras intermedias que la gente consideraría textos de economía de lectura obligatoria, como *La Acción Humana de Ludwig von Mises.

Aunque animo a la gente a leer todos los mejores libros de economía, es poco probable que la mayoría encuentre tiempo para hacerlo. Afortunadamente, con el próximo libro de David L. Bahnsen *There’s No Free Lunch: 250 Economic Truths (No hay almuerzo gratis: 250 verdades económicas), no tienen por qué hacerlo.

En su última obra, Bahnsen -colaborador de *National Review, director de inversiones en *The Bahnsen Group y colaborador de la *Fundación para la Educación Económica (FEE)- ha reunido siglos de sabiduría económica en un solo texto para demostrar precisamente lo que implica el título: no hay almuerzos gratis.

La noción de que los almuerzos gratuitos no existen –TNSTAAFL, una idea popularizada por el Premio Nobel, Friedman, quien la utilizó como título de un libro de 1975- es tan obvia como evidente. Sin embargo, tras un año en el que la Reserva Federal “inundó el sistema con dinero” para financiar una expansión gubernamental sin precedentes -que incluyó simplemente el envío de cheques de $1.400 dólares a individuos-, es una lección la cual  nunca había sido tan importante como ahora.

El libro de Bahnsen, que saldrá a la venta el 9 de noviembre, ayuda a los lectores a entender por qué no existe el “almuerzo gratis”, y mucho más. Explorando temas que van desde el interés propio, el libre comercio, los incentivos, el crédito y el dinero, la propiedad privada y el socialismo (y muchos más), Bahnsen recopila algunas de las ideas económicas más profundas de la historia, añadiendo sus propias reflexiones en el camino.

Aunque algunas de las reflexiones les resultarán familiares a los lectores, muchas de ellas no lo serán, ni siquiera para los experimentados lectores de economía. He aquí una pequeña muestra de las reflexiones que encontrarán.

  1. “El agricultor y el fabricante no pueden vivir sin ganancias más que el trabajador sin salario”. – David Ricardo
  2. “El asunto más básico no es qué es lo mejor, sino quién debe decidir qué es lo mejor”. – Thomas Sowell
  3. “Nada es más mortífero para el éxito que la creencia de que el esfuerzo no será recompensado, que el mundo es un lugar sombrío y discriminatorio en el que sólo los depredadores y los especialmente favorecidos pueden salir adelante”. – George Gilder
  4. “Prefiero un conocimiento verdadero pero imperfecto, aunque deje mucho sin determinar e imprevisible, a una pretensión de conocimiento exacto que probablemente sea falsa”. – F.A. Hayek
  5. “Los precios son importantes no porque el dinero se considere esencial, sino porque los precios son portadores rápidos y eficaces de información a través de una vasta sociedad en la que hay que el conocimiento fragmentado debe ser coordinado”. – Thomas Sowell
  6. “Lo que una persona desprecia o valora a la ligera es apreciado por otra y lo que una persona abandona suele ser recogido por otra”. – Carl Menger
  7. “La demanda y la oferta son los extremos opuestos de la barra, de donde dependen las escalas de carestía y abaratamiento; el precio es el punto de equilibrio, donde cesa el impulso de la una y comienza el de la otra”. – Jean-Baptiste Say
  8. “El desprecio hacia la ganancia se debe a la ignorancia y a una actitud que, si queremos, podemos admirar en el asceta que ha elegido contentarse con una pequeña parte de las riquezas de este mundo, pero que, cuando se actualiza en forma de restricciones a las ganancias de los demás, es egoísta en la medida en que impone a los demás el ascetismo y, de hecho, impone privaciones de todo tipo”. – F.A. Hayek
  9. “Todas las personas, por muy fanáticas que sean en su afán de desprestigiar y combatir el capitalismo, le rinden implícitamente homenaje al clamar apasionadamente por los productos que genera”. – Ludwig Von Mises
  10. “Todos quieren vivir a expensas del Estado. Olvidan que el Estado vive a expensas de todos”. – Frédéric Bastiat
  11. “Todo lo que obtenemos, fuera de los dones gratuitos de la naturaleza, debe ser pagado de alguna manera. El mundo está lleno de los llamados economistas que, a su vez, están llenos de esquemas para conseguir algo a cambio de nada”. -Henry Hazlitt
  12. “El principio de que el fin justifica los medios se considera en la ética individualista como la negación de toda moral. En la ética colectivista se convierte necesariamente en la regla suprema”. – F.A. Hayek
  13. “Nadie gasta el dinero de otro con el mismo cuidado que gasta el suyo. Nadie utiliza los recursos ajenos con el mismo cuidado que utiliza los propios. Así que si quieres eficiencia y eficacia, si quieres que el conocimiento se utilice adecuadamente, tienes que hacerlo a través de los medios de la propiedad privada”. – Milton Friedman
  14. “Todos los oficios, artes y trabajos manuales han ganado con la división del trabajo, es decir, cuando, en lugar de que un solo hombre lo haga todo, cada uno se limita a un determinado tipo de trabajo distinto de los demás en el tratamiento que requiere, para poder realizarlo con mayor facilidad y a la mayor perfección. Donde no se distinguen y dividen las diferentes clases de trabajo, donde cada uno es un gato de todos los oficios, allí los fabricantes permanecen todavía en la mayor barbarie”. – Immanuel Kant
  15. “No es cierto que el Congreso gaste el dinero como un marinero borracho. Los marineros borrachos gastan su propio dinero. El Congreso gasta nuestro dinero”. – Dr. Art Laffer
  16. “El mensaje de la historia es tan descaradamente obvio -el libre comercio causa prosperidad mutua mientras que el proteccionismo causa pobreza- que parece increíble que alguien piense lo contrario. No hay un solo ejemplo de un país que haya abierto sus fronteras al comercio y haya terminado siendo más pobre”. – Matt Ridley
  17. “Ama localmente, comercia globalmente”. – Russ Roberts
  18. “El gran peligro para el consumidor es el monopolio, ya sea privado o gubernamental. Su protección más eficaz es la libre competencia en casa y el libre comercio en todo el mundo. El consumidor está protegido de ser explotado por un vendedor por la existencia de otro vendedor al que puede comprar y que está deseoso de venderle”. – Milton Friedman
  19. “Hay que ayudar a las personas que carecen de la capacidad de ganarse la vida decentemente, pero no se les ayudará con leyes de salario mínimo, presiones salariales de los sindicatos u otros mecanismos que pretenden obligar a los empresarios a pagarles más de lo que vale su [trabajo]. El resultado más probable de tales regulaciones es que los beneficiarios previstos se queden sin empleos”. – James Tobin
  20. “Nada debería ser más obvio que el organismo empresarial no puede funcionar según su diseño cuando sus “parámetros de acción” más importantes -salarios, precios, intereses- se trasladan a la esfera política y allí se tratan según las exigencias del juego político o, lo que a veces es más grave aún, según las ideas de algunos planificadores”. – Joseph A. Schumpeter
  21. “El fracaso forma parte del ciclo natural de las empresas. Las empresas nacen, las empresas mueren, el capitalismo avanza”. – Thomas Sowell
  22. “La forma de maximizar la producción es maximizar los incentivos a la producción. Y la forma de hacerlo, como ha descubierto el mundo moderno, es a través del sistema conocido como capitalismo: el sistema de propiedad privada, mercados libres y libre empresa”. – Henry Hazlitt
  23. “Un pueblo reacio a la institución de la propiedad privada carece de los primeros elementos de la libertad”. – Lord Acton
  24. “Una vez que se admite el principio de que es deber del gobierno proteger al individuo contra su propia insensatez, no se pueden plantear objeciones serias contra nuevas invasiones”. – Ludwig Von Mises
  25. “Los ciudadanos que confían excesivamente en su gobierno para que lo haga todo no sólo se vuelven dependientes de su gobierno, sino que acaban teniendo que hacer todo lo que el gobierno exige. Mientras tanto, se destruyen su iniciativa y su autoestima”. – Charles G. Koch

Jon Miltimore – Fee.org.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.