Redacción BLesChelsea Wolfe, un hombre biológico que ahora se identifica como mujer, fue seleccionado para ser parte del equipo olímpico de BMX Freestyle de Estados Unidos dijo que si ganaba la competencia quemaría la bandera para mostrar su desaprobación.

En una publicación en su cuenta de Facebook de marzo de 2020 respondiendo a una noticia de que la Administración Trump declaraba oficialmente que las mujeres transexuales tenían que ser tratadas como hombres biológicos, Chelsea dijo:

“Mi objetivo es ganar las Olimpiadas para poder quemar una bandera estadounidense en el podio. Esto es en lo que se centran durante una pandemia. Dañar a los niños trans”.

En la publicación, respondiendo a sus seguidores, también insinuó desear asesinar a Trump.

“Nunca diría que alguien debería explotar la cabeza del presidente. Eso sería ilegal”, escribió Wolfe. “Pero sí diré ‘con dinamita’. Porque eso es sólo un fragmento de frase y en realidad no significa nada. No está necesariamente relacionado con la frase que le precede”.

Wolfe será el primer deportista olímpico transexual de Estados Unidos y participará como piloto de BMX Freestyle suplente en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, es decir, competirá en caso de que los dos titulares necesiten un reemplazo.

Después de que su publicación de Facebook fue reportada por los medios conservadores, Wolfe eliminó la publicación y hizo algunas declaraciones a Fox News, con la intención de aclarar la situación.

“Cualquiera que piense que no me importa Estados Unidos está muy equivocado. Una de las razones por las que me esfuerzo en representar a Estados Unidos en competiciones internacionales es para mostrar al mundo que este país tiene moral y valores, que no es todo lo malo por lo que se nos conoce”, dijo Wolfe.

“Me posiciono en contra del fascismo porque me importa este país y no voy a dejar que caiga en manos de los fascistas después de que tanta gente haya luchado y se haya sacrificado para evitar que el fascismo se imponga en el extranjero. Como ciudadano que quiere estar orgulloso de su país, no voy a dejar que se instale aquí”, agregó.

Le recomendamos: Esta científica que DESTROZÓ el relato del CAMBIO CLIMÁTICO en el senado de EEUU

Ad will display in 09 seconds

Wolfe puede participar como atleta transexual debido a que su deporte no es de contacto físico, no obstante, su fortaleza física de hombre sigue siendo una ventaja sobre sus rivales mujeres y esto podría desencadenar quejas y demandas de otros equipos olímpicos.

La política del Comité Olímpico Internacional especifica las condiciones en las que quienes hacen la transición de hombre a mujer pueden competir en la categoría femenina. Una es que la atleta haya declarado que su identidad de género es femenina y que dicha declaración no pueda ser modificada, a efectos deportivos, durante un mínimo de cuatro años.

También tiene que demostrar que su nivel de testosterona total está por debajo de una medida específica durante al menos 12 meses antes de su primera competición.

El patriotismo está fuertemente ligado a los atletas que representan sus países

Tradicionalmente los equipos deportivos que representan a sus países en competencias globales suelen cargar con la pesada misión de representar a sus países enteros al enarbolar la bandera nacional y los ojos de todos sus compatriotas están sobre ellos.

La carga emocional y el orgullo de ser ‘americano’ en este caso, están fuertemente ligados a los atletas que representan a sus respectivos países.

El canto del himno nacional y los colores de la bandera juegan el papel de motivar a los atletas en sus competiciones y victorias al sentirse parte de ese país y quizás eso es algo que falta en las declaraciones públicas de Wolfe.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com