Redacción BLes – Desde la fundación de la agencia en 1924, la Patrulla Fronteriza ha superado el número total de detenciones de inmigrantes realizadas en cualquier año a lo largo de la frontera suroeste.

Según una fuente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, el récord no oficial de detenciones del año hasta el miércoles indica más de 1.646.000, informó Breitbart.

La cifra incluye las detenciones realizadas en los nueve sectores de la Patrulla Fronteriza del suroeste, que abarcan California y Texas. Según la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), el máximo anterior fue de 1.643.679 detenciones en el año 2000.

Según la fuente, el recuento no incluye a los más de 2.000 inmigrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza en las fronteras norte y costera de Estados Unidos.

Los sectores norteño y costero de la Patrulla Fronteriza tuvieron totales más bajos que en el pasado debido a las limitaciones de personal inducidas por las transferencias de personal al suroeste.

El aumento de las detenciones, según el Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, no es nada nuevo. “Ciertamente estamos viendo un gran número aquí este año, pero en 2019, vimos una gran cifra. En el 2014, en el 2010. Esto no es nada nuevo”, dijo Mayorkas a Chris Wallace de Fox News. En 2014, en 2010, en 2009, “esto no es algo nuevo”, afirma.

El comentario ignora el hecho de que el número total de detenciones de migrantes a lo largo de la frontera suroeste con México es superior a los datos de detenciones de cualquier año anterior, que se remontan a 1925, cuando la Patrulla Fronteriza detuvo a 22.199 migrantes, en su mayoría a caballo.

Cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo en enero, había esperanzas de que las mejoras políticas en la frontera sur pudieran ayudar a resolver la situación.

Sin embargo, se produjo un aumento de la entrada de migrantes respecto a la inmigración de su predecesor, el expresidente Donald Trump.

Recientemente, las imágenes de un dron tomadas por Fox News sobresaltaron a la nación cuando 12.000 inmigrantes ilegales procedentes de Haití acamparon bajo un puente y esperaron para entrar a los Estados Unidos, informó The Hill.

Mientras los legisladores republicanos y demócratas trataban de encontrar un medio para poner fin a la crisis, el gobierno de Biden se negó a cambiar las reglas que condujeron a la tragedia y no tiene planes de aplicar nuevos mecanismos para detener el flujo.

“El Presidente tiene un plan para los impuestos. ¿Dónde está el plan para proteger nuestra frontera sur?” preguntó en Twitter el alcalde demócrata de Del Río, Bruno Lozano. “La VP (vicepresidente) es capaz de visitar los eventos de diversión en todo el país, mientras que las comunidades estadounidenses siguen luchando con la fallida reforma migratoria. ¿Dónde está la visita a Del Rio, TX?”.

“Es la política de esta administración. No estamos de acuerdo con la construcción del muro”, dijo Mayorkas durante una reciente entrevista con “Fox News Sunday”. “Yo no lo llamaría una inundación”.

Durante un viaje a Guatemala y México, la vicepresidenta Kamala Harris, que tiene la frontera como parte de su agenda, anunció grupos de trabajo para el contrabando, el tráfico, la corrupción, la ayuda a la vivienda y a los emprendedores, y una iniciativa de 40 millones de dólares para el empoderamiento de las mujeres jóvenes.

Harris también aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje de urgencia a quienes planean emigrar, informó ABC News.

“Quiero ser clara con la gente de esta región que está pensando en hacer ese peligroso viaje a la frontera entre México y Estados Unidos: No vengan. No vengan. Estados Unidos seguirá aplicando nuestras leyes y asegurando nuestra frontera. Hay métodos legales por los que la migración puede y debe darse, pero nosotros, como una de nuestras prioridades, desalentaremos la migración ilegal. Y creo que, si vienen a nuestra frontera, serán devueltos”.

Kathy Vittetoe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.