Redacción BLes – La madre de un soldado de la marina con Estrellas de Oro de California, quien murió en un atentado suicida del ISIS frente al aeropuerto internacional de Kabul el mes pasado, pidió al expresidente Donald Trump que asistiera al funeral de su hijo. La señora dijo en Facebook que “sería un gran honor” si el expresidente Trump pudiese asistir.

Kareem Nikoui, el hijo de Shana Chappell, fue uno de los 13 miembros del servicio estadounidense -11 de ellos marines- que murieron en el atentado en la Puerta de la Abadía del aeropuerto internacional Hamid Karzai el 26 de agosto. “Me encantaría que mi presidente (usted, Sr. Trump) pudiera estar presente cuando descanse mi hermoso hijo, el soldado de primera clase Kareem Nikoui”, dijo en su página de Facebook el 2 de septiembre.

“Sería un gran honor conocer al verdadero presidente de los Estados Unidos de América, el presidente Trump”, continuó. “Te quiero y América te quiere”.

“Gracias Shana, nuestro país te ama y especialmente ama a tu hermoso niño, Kareem”, respondió Trump en un comunicado enviado por correo electrónico desde su Save America PAC en el Día del Trabajo. Sin embargo, no dijo si asistiría al funeral, programado para el 18 de septiembre, informó el New York Post.

El presidente Biden ha sido culpado por los padres de Kareem Nikoui por la muerte de su hijo. El padre de Kareem, Steve Nikoui, dijo al Daily Beast al día siguiente del incidente que el comandante en jefe le había “dado la espalda”.

“Enviaron a mi hijo allí como repartidor de papeles y luego tenían a los talibanes afuera”, dijo Steve Nikoui al sitio web.

En un extenso post en Facebook el 30 de agosto, Shana Chappell arremetió contra Biden, escribiendo: “¡Sé que mi cara está grabada en tu cerebro! Ayer pude mirarte directamente a los ojos y hablar contigo.

“¡Después de que yo ponga a mi hijo a descansar me verás de nuevo!”

“Recuerda que fui yo quien se paró a 12 centímetros de tu cara y te hizo saber que nunca podría abrazar a mi hijo de nuevo, escuchar su risa, y luego trataste de interrumpirme y darme tu propia historia de sollozos, y tuve que decirte ‘¡que esto no se trata de ti así que no lo hagas sobre ti!’ Luego dijiste que solo querías que supiera que sabes cómo me siento y te hice saber que no sabes cómo me siento y no tienes derecho a decirme que sabes cómo me siento!”

Trump también reaccionó al tuit, diciendo al día siguiente en un comunicado que Chappell estaba “100 % en lo cierto. Si yo fuera presidente, su maravilloso y hermoso hijo Kareem estaría ahora con usted, y también lo estarían los hijos e hijas de otros, incluidos todos los que murieron en el despiadado ataque al aeropuerto de Kabul”.

“Los civiles deberían haber sido sacados primero, junto con nuestros 85.000 millones de dólares en equipamiento, y las Fuerzas Armadas habrían salido con mucha seguridad cuando todo estuviera despejado”, añadió Trump. “Te quiero, y quiero a Kareem”.

La cuenta de Chappell fue bloqueada después de que publicara un comentario similar en Instagram. En un comunicado, Facebook, propietaria de Instagram, afirmó que su cuenta había sido “eliminada incorrectamente”. Desde entonces, los perfiles de Facebook e Instagram de Chappell han permanecido activos.

Los familiares de Nikoui no son los únicos que culpan a Biden. La semana pasada, otros miembros de la familia de soldados con la Estrella Dorada reprendieron a Biden por mirar continuamente su reloj durante la solemne ceremonia de traslado en la base aérea de Dover, en Delaware.

En un breve momento se muestra que Biden miró su reloj mientras se retiraba cada féretro, afirman los padres.

Mark Schmitz, padre del cabo primero Jared Schmitz, y Darin Hoover, padre del sargento primero Taylor Hoover, informaron de que el presidente consultó su reloj en múltiples ocasiones, señaló The Sun.

Hoover dijo a Fox News: “La revisión de su reloj no ocurrió solo una vez. Ocurrió en cada uno de los que salieron del avión. Ocurrió en todos y cada uno de ellos”.

Schmitz añadió: “Me acerqué al oído de la madre de mi hijo y le dije: ‘Juro por Dios que si vuelve a comprobar su reloj una vez más'”.

Fue la cosa “más irrespetuosa” que había visto nunca, declaró.

Paula Knauss, madre del sargento del ejército Ryan Knauss, dijo que su hijo no llegó a casa durante la presidencia de Biden.

Nic Haros Jr, hijo de una víctima del 11-S, ha dicho a Biden que no visite la Zona Cero en el 20º aniversario del atentado.

Frances, la madre de Haros Jr, murió en los asaltos al World Trade Center. En una aparición en Fox News, calificó de “vergonzosa” la presencia de Biden en los lugares de conmemoración del 11-S.

El 11 de septiembre, Biden y la Primera Dama Jill tienen previsto visitar tres lugares conmemorativos.

Ambos presentarán sus respetos en la Zona Cero de la ciudad de Nueva York antes de dirigirse al Pentágono y al monumento conmemorativo del Vuelo 93 de United en las afueras de Shanksville, Pensilvania, donde se estrelló el avión.

Oliver Cook – BLes.com