Redacción BLesEl Departamento de Justicia de Estados Unidos dio luz verde para proseguir con una demanda contra el gigante de Silicon Valley por haber ocultado los avisos de búsqueda de trabajo de los americanos profesionales basados en su ciudadanía y haber favorecido a trabajadores extranjeros en vez.

Según un reporte de Breitbart el 2 de junio de 2021, la Oficina del director de Audiencias Administrativas explicó que los argumentos de que hubo una manipulación en la práctica de contratación por parte de Facebook con la cual se descalificaba a las personas basadas en su ciudadanía, cumplen con el estándar legal para iniciar una demanda sobre la que finalmente se pueda aplicar una multa administrativa al demandado.

La demanda decía que Facebook ocultó los anuncios de trabajo a los profesionales estadounidenses para que las grandes corporaciones con sede en Estados Unidos pudieran fingir que los únicos candidatos cualificados para los puestos de trabajo eran la creciente población de trabajadores extranjeros temporales de la empresa que quieren obtener la green card.

La demanda dice que la empresa discriminó a los muchos miles de estadounidenses que solicitaron unos 2.600 puestos de trabajo en Facebook, haciendo parecer que ningún americano se postuló para esos puestos.

Los argumentos de Facebook

Facebook respondió diciendo que no está obligado a seguir los procedimientos estándares de contratación de trabajo del Departamento de Trabajo (DOL por sus siglas en inglés) y solicitó que el caso, presentado por funcionarios de era Trump, sea desestimado.

Además declaró que el Departamento de Justicia (DOJ por sus siglas en inglés) no tiene jurisdicción en el tema ya que solo el DOL tiene autoridad exclusiva para hacer cumplir, interpretar y modificar las regulaciones de contratos laborales.

La compañía de Silicon Valley también argumentó que las regulaciones laborales obligan al empleador a que tener en cuenta a los trabajadores estadounidenses para el empleo, pero sólo para realizar una prueba del mercado laboral para determinar si hay solicitantes estadounidenses disponibles, capaces y dispuestos que estén mínimamente cualificados para el puesto.

“La normativa no contiene ningún requisito de que los trabajadores estadounidenses sean realmente contratados después de inspeccionar el mercado laboral estadounidense”, escribió en su argumento legal Facebook.

En otras palabras, la representación legal de Mark Zuckerberg admite haber discriminado a profesionales americanos que buscaban trabajo en su plataforma para favorecer a trabajadores extranjeros. En ninguna parte de su argumento niega las acusaciones y de hecho intenta justificar legalmente.

La respuesta del Departamento de Justicia

Sin embargo, el Departamento de Justicia no dio lugar a la solicitud de desestimación de Facebook argumentando que la demanda no se trata de las regulaciones de los contratos de trabajo en sí mismo, sino del hecho de que se violaron dichas regulaciones en cuyo caso el Departamento de Justicia tiene plena jurisdicción sobre cualquier violación de las leyes estadounidenses.

De hecho, una de las bases legales que cita Facebook tratando de quitarla la jurisdicción al DOJ para permitir que solo el DOL supervise el procedimiento de contratación de la compañía, dice:

Le recomendamos: CRÍAN NIÑOS para venderlos a élites PEDOFILAS: REVELACIONES de un exagente de la CIA

Ad will display in 09 seconds

“Es el deber del DOL proteger la mano de obra estadounidense contra la afluencia de extranjeros que entran en los Estados Unidos con el fin de realizar trabajos cualificados o no cualificados cuando la economía de las distintas localidades no es capaz de absorberlos en el momento en que desean entrar en el país”, un escenario que viven los Estados Unidos en la post-pandemia.

Trabajadores extranjeros, mano de obra barata, controlable y desechable

Contratar a trabajadores extranjeros a través de los programas de visa como el H-1B o programas de visados que manejan las universidades como el CPT (Programa de entrenamiento curricular) los empleadores de las grandes corporaciones obtienen mano de obra, aunque menos calificada que los americanos, mucho más económica que un local; más controlable, es decir que no tienen ‘derechos’ como un ciudadano y además trabajan obedientemente ya que pretenden conseguir la ‘green card’ a través de su empleador; y desechables porque pueden ser despedidos a voluntad sin temor a que demanden al empleador.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com