Redacción BLesEl juez federal, Alison J. Nathan, aceptó el jueves la solicitud de Ghislaine Maxwell de mantener ciertos detalles de la causa penal que la acusa de pedofilia bajo secreto profesional. El juez utilizó de argumento que la información en cuestión es demasiado “sensacionalista e impura” para revelarla al público.

Nuevamente el caso de Ghislaine Maxwell, pareja del pedófilo multimillonario Jeffrey Epstein, ha despertado polémica cuando trascendió que no serán divulgados los detalles del caso. Si bien es de esperarse que tales detalles sean repugnantes, tal como lo manifestó el juez, es inevitable pensar que tal decisión puede ser motivada para mantener a la opinión pública alejada del caso y encubrir a los culpables.

Acorde a lo reportado por Fox News, el juez de distrito Alison J. Nathan emitió el jueves un fallo sobre las declaraciones que Maxwell había realizado en relación con las grabaciones que el gobierno presentó bajo secreto el mes pasado. 

“Esas partes de las declaraciones, que fueron redactadas en el asunto civil, se refieren a intereses de privacidad y su divulgación serviría simplemente para satisfacer un ‘anhelo de lo que es sensacional e impuro'”, escribió Nathan en la orden.

El juez también agregó en la categoría de secreto las redacciones realizadas por los fiscales al presentar la transcripción de las declaraciones de Maxwell. Los fiscales habían argumentado que las redacciones eran necesarias para “proteger la integridad” de la investigación sobre Maxwell y para proteger la privacidad de terceros.

En enero, el equipo legal de Maxwell presentó 12 mociones solicitando que el tribunal, entre otras cosas, desestime todos los cargos relacionados con su presunto papel como reclutadora de niñas para el infame y fallecido delincuente sexual Jeffrey Epstein.

El tribunal respondió en febrero con un “memorando de ley integral”, oponiéndose a las mociones de los abogados de Maxwell, todas las cuales fueron archivadas bajo llave a la espera de fallos sobre las declaraciones.

Maxwell, de 59 años, está acusado de reclutar y preparar a niñas para que fueran abusadas sexualmente por su entonces pareja, Jeffrey Epstein, en la década de 1990 y por mentir bajo juramento.

 

Le recomendamos:

Fue arrestada en julio pasado y desde ese momento se encuentra privada de su libertad con el argumento de que corre el riesgo de fuga. Su juicio está programado para comenzar durante el mes de julio.

A finales de febrero, Maxwell realizó un tercer intento por salir de la cárcel bajo fianza. Según una presentación judicial realizada para intentar lograrlo estaría dispuesta a renunciar a sus ciudadanías británica y francesa.

Un juez federal ha rechazado previamente dos intentos de fianza presentados por los abogados de Maxwell, incluida una propuesta de liberación de fianza de 28,5 millones de dólares presentada en diciembre de 2020, reportó AP News.

Entre los argumentos enunciados por el juez para negar el pedido de fianza, detalló el peligro de fuga de la imputada, teniendo en cuenta que la misma posee ciudadanía francesa y británica.

Los abogados ahora realizaron una tercera oferta para sacar a Maxwell de la cárcel antes de un juicio programado para julio en la corte federal de Manhattan, pero no hubo respuestas hasta el momento. 

La mujer de 59 años permanece arrestada en una cárcel de Brooklyn, Nueva York. Ella se declaró inocente de los cargos, a pesar de la gran cantidad de testigos y pruebas que la incriminan. Epstein, su ex pareja, se suicidó en un calabozo federal de Manhattan en agosto de 2019 mientras esperaba el juicio por cargos de tráfico sexual.

Andrés Vacca – BLes.com