DENPASAR, Indonesia (Reuters) – Indonesia elevó el lunes su nivel de alerta por el volcán Monte Agung de Bali a un máximo de cuatro, cerró el aeropuerto de la isla y dijo a los residentes cerca de la cumbre que evacúen inmediatamente, advirtiendo del riesgo “inminente” de una erupción más grande.

El aeropuerto de Bali estuvo cerrado durante 24 horas, lo que afectó a 445 vuelos y unos 59.000 pasajeros, debido a la advertencia de erupción y la presencia de cenizas volcánicas desde Agung.

Imágenes de televisión mostraron flujos de lava fría (lahares) en las laderas de la montaña. Los lahares, que transportan barro y rocas grandes, pueden destruir casas, puentes y vías a su paso.

“Columnas de humo van acompañadas a ratos de explosiones y el sonido de detonaciones débiles que pueden escucharse hasta a 12 kilómetros del pico”, dijo la Agencia de Mitigación de Desastres (BNPB) en un comunicado.

“El potencial de una erupción más grande es inminente”, agregó la agencia, refiriéndose a la visibilidad del resplandor del magma en la cumbre de Agung durante la noche.

Los residentes fueron advertidos de que “evacúen de inmediato” una zona de riesgo que rodea a Agung en un radio de ocho a 10 kilómetros.