El pasado 27 de junio Michael Ford, (45 años), fue encontrado boca abajo en un canal en Fort Meade, los investigadores de la policía del condado de Polk creían que se había ahogado y luego un caimán comió los restos del hombre, informó nbcnews.com.

Al realizarle la autopsia a un caimán que se encontraba cerca de los restos, se encontró en su estómago una mano y un pie que coincidieron con el ADN de Michael Ford.

El canal de noticias NBC News informó que el médico forense del distrito, Stephen Nelson, escribió en el informe de la autopsia lo siguiente: «Es mi opinión, Michael Glenn Ford II murió como resultado de una intoxicación por metanfetamina«.

El médico forense agregó, «La forma de la muerte fue un accidente«.

Según la autopsia, las amputaciones «traumáticas» que el cuerpo de Ford había sufrido en su antebrazo izquierdo y su pie derecho fueron lesiones -probablemente- post mortem.

El doctor Nelson sustentó está hipótesis en el hecho de que «Las lesiones y amputaciones del difunto carecen de suficiente sangre asociada para sugerir que se hicieron mientras estaba vivo».

Fuente: Miami Diario.

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds