En las pruebas que se consignaron se evidencia cómo Chávez estimó el desembolso en varias anualidades en pago por las labores de «asesoría»: 2.492.557 dólares en 2008 y otros 4.273.300 de dólares entre 2009 y 2011

Sin prisa pero sin pausa, el exjefe de la Inteligencia de Venezuela, Hugo El Pollo Carvajal, consignó uno a uno los documentos sobre irregularidades del chavismo en España, ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón. Esta vez presentó presuntas pruebas que comprobarían los nexos de Podemos con el régimen venezolano, a través de transacciones que rondan los de 6,7 millones de dólares.

Estos nuevos aportes llegaron al Juzgado Central de Instrucción número 6. La entrega que se hizo en un sobre sellado engrosará un expediente donde ya están los negocios entre el exjuez Baltazar Garzón y Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

En los documentos figuran el contrato original firmado por Hugo Chávez en 2008, cuando el entonces presidente de Venezuela ordenó abonar el dinero a la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), para «propiciar [en España] un cambio político aún más afín al Gobierno bolivariano». Sin embargo, en sus cuentas oficiales sólo declaró haber cobrado la mitad de la suma en aquel periodo, divulgó Ok Diario.

En el papel, Chávez estimó el desembolso en varias anualidades en pago por las labores de «asesoría»: 2.492.557 dólares en 2008 y otros 4.273.300 de dólares entre 2009 y 2011, períodos en los que el exvicepresidente segundo de España, Pablo Iglesias integró a la CEPS.

Esta contratación contó con el respaldo del exministro de Finanzas del chavismo, Rafael Isea, quien tras la muerte de Hugo Chávez en 2013 asumió la dirección del Banco Alba. Sin embargo, Nicolás Maduro lo destituyó del cargo tres meses después.

Iglesias en el medio

Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Verstrynge, las tres cabezas de Podemos aparecen en el documento reseñados como «aliados naturales de la revolución bolivariana».

Según Ok Diario “los dirigentes del partido morado no solo asesoraban a través de su Fundación CEPS al mandatario venezolano, sino también le dictaban los contenidos de su programa televisivo Aló, Presidente y le cantaban las glorias en sus espacios audiovisuales en España como La Tuerka o Fort Apache que se emitían a través del diario de Jaume Roures”.

Incluso, el medio destaca que el dinero servía para financiar las actividades de la tolda morada, impulsar el crecimiento de la formación política, organizar sus estructuras y lanzar sus campañas. De esta forma, el aporte de Carvajal “ratifica que el dinero del petróleo sirvió para comprar conciencias y convertir a más de una docena de profesores de varias universidades españolas en personas al servicio del régimen chavista. Los mismos profesores que controlaron el núcleo duro de la dirección de Podemos durante su lanzamiento”.

Pese a las acusaciones, este miércoles, 13 de octubre, Iglesias hablará en Guadalajara sobre “política y ética” auspiciado por la Fundación Siglo Futuro mientras que en Twitter monedero alega que «todo es mentira».

Un giro en el proceso

Hasta la consignación de las pruebas de Carvajal, la Policía española investigaba las operaciones presuntamente fraudulentas con copias de los documentos debido a la “inexistente cooperación con la dictadura venezolana que impidió de forma sistemática que las diligencias continuasen». Por lo tanto, el medio español explicó que «al no poder contrastar la veracidad de esas copias, las pesquisas quedaron bloqueadas. Hasta ahora, que la revelación de ‘el Pollo’ lleva el caso a una nueva etapa y da un nuevo impulso a la investigación”.

Donde están ahora hasta la orden de pago emitida por Maduro por  otros 142.000 dólares en de octubre de 2013 -tres meses antes de la fundación de Podemos y un mes después de que Isea se fuera a Washington a colaborar con la Agencia Antidrogas- para los dirigentes de la organización  Carolina Bescansa, Jorge Lago y Ariel Jerez. Todos son identificados en el documento como «sociólogos y activistas del movimiento 15M/Indignados».

La trilogía tendría a cargo el «diseño político comunicacional del material audiovisual» para el stand de la compañía estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) en el XXI Congreso Mundial de Petróleo celebrado en junio de 2014 en Moscú.

Junto a la rúbrica de Nicolás Maduro añadió un enérgico mensaje: «¡Unidos en la lucha!». Ahora es el turno de las autoridades ahondar sobre este lazo.

Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.