Los agentes de policía respondieron a una llamada en San José, California, Estados Unidos, después de que unos residentes preocupados oyeron a una mujer gritando dentro de su apartamento.

Cuando los oficiales llegaron, encontraron que había sido apuñalada.

La mujer estaba viva pero la llevaron al hospital con heridas graves. Afortunadamente, se espera que sobreviva.

videoinfo__video2.bles.com||63fd6e857__

Ad will display in 09 seconds

Su exnovio, Víctor Magana, de 24 años, habría tenido un ataque de furia contra ella antes de irse con su hija de 2 años.

La policía emitió una Alerta Amber en todo el estado de California, pero advirtió a la gente que no se acercara a él, ya que estaba armado y era peligroso.

Pasaron horas y el hombre y la niña todavía estaban desaparecidos. A la mañana siguiente, un par de turistas de Oregón -Al Ashcroft y su esposa Joanne- se dirigían a California en un viaje por carretera.

Al había visto la Alerta Ámbar y en broma le dijo a Joanne que él sería el que “atraparía al malo”. Joanne se rió; las posibilidades de que eso ocurriera eran escasas, después de todo.

La pareja se detuvo en una gasolinera a 200 millas (321,8 km) de donde Víctor Magana apuñaló a su novia y Al reconoció el auto del hombre en el estacionamiento.

Magana había entrado a la gasolinera para usar el baño pero accidentalmente guardó sus llaves en el auto, dejando a la niña amarrada en su asiento del auto.

El hombre comenzó a golpear una piedra contra la ventana. Sin embargo, en ese momento, los otros clientes de la gasolinera y los transeúntes se enteraron de la identidad del hombre y decidieron confrontarlo y salvar a la pequeña.

Te puede interesar: La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Ad will display in 09 seconds